La cita electoral será el 20 de septiembre, según fuentes oficiales que cita Reuters

Tsipras dimite para llevar a las urnas el tercer rescate de Grecia

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, estrecha la mano del presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, tras anunciar su dimisión.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, estrecha la mano del presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, tras anunciar su dimisión. EFE

El primer ministro griego Alexis Tsipras ha presentado su dimisión y la de su gabinete al presidente de la República, Prokopis Pavlopoulos, y le ha pedido que las elecciones se celebren lo más pronto posible. "El actual parlamento no puede ofrecer un Gobierno de mayoría o un Gobierno de unidad nacional", ha dicho Tsipras a Pavlopoulos durante una reunión el jueves por la noche. El ya exjefe del Ejecutivo heleno perdió efectivamente su mayoría en el Parlamento griego de 300 diputados después de que miembros de su partido, Syriza, rompieron filas tras el acuerdo sobre el tercer rescate.

"Quiero someter a vuestro juicio todo lo que he hecho hasta ahora", dijo previamente Tsipras en un discurso emitido en directo por la televisión griega, en el que transmitió su intención de convocar elecciones anticipadas. "De esta forma se verá si, gracias a vuestro voto podremos llevar el país hacia el fin de los memorandums. Y se verá quién podrá hablar de una disminución de la deuda griega y podrá acometer todos los cambios radicales que necesita Grecia", añadió.

“Mi mandato del 25 de enero ha vencido. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes con su voto decidirán si negociamos bien o no”, dijo. Tsipras afirmó estar en paz con su propia conciencia: "He luchado por mi pueblo. Tuvimos que lidiar con situaciones muy difíciles, pero hemos sido ejemplo para otros pueblos y ahora Europa ya no es la misma que antes. Ahora la idea que un cambio en Europa es posible se está imponiendo", aseveró.

En lo que se puede considerar como el inicio de la campaña electoral, el exmandatario griego recordó que los acreedores proponían en un inicio “un periodo de financiación de cinco meses", además de duras medidas como “la eliminación de las ayudas sociales” y después nuevas negociaciones”, pero su Gobierno ha conseguido “un acuerdo de tres años”. El líder griego expresó sentirse “optimista” pese a “las dificultades” y señaló que el objetivo de un eventual nuevo Gobierno de su partido seguiría siendo luchar contra la corrupción y la evasión fiscal.

Tsipras apenas ha esperado unas horas a convocar elecciones anticipadas después de que Grecia recibiera esta mañana un primer tramo del tercer rescate, por 13.000 millones de euros del total de los 86.000 millones durante un plazo de tres años.

Según fuentes oficiales del ejecutivo griego que cita la agencia Reuters, las elecciones serán el próximo 20 de septiembre. Esta decisión es resultado de la fuerte división interna que ha surgido en el partido de gobierno, Syriza, a raiz de la negociación del tercer rescate, que supondrá un impacto cercano al 5% del PIB heleno. Un tercio de los diputados de Syriza votó en contra de un memorandum que además exige la implementación de medidas de carácter inmediato más el compromiso de reformas en materia fiscal, laboral y de pensiones. 

El Ejecutivo griego ya reconoció estos días que la nueva situación creada en el parlamento heleno dificulta la gobernabilidad del país y las reformas a las que el ejecutivo se ha comprometido a cambio de la nueva ayuda. Con este movimiento, Tsipras lanza un nuevo órdago en el que medirá el respaldo popular del que disfruta y con el que se jugará la creación de un nuevo gobierno con la estabilidad suficiente como para poner en marcha las reformas estructurales. Obligará además a posicionarse a la corriente crítica de su propio partido.

Renuncia así a la moción de confianza con la que se había especulado estos días, si bien queda pendiente el congreso extraordinario del partido, que estaba previsto se celebrara en septiembre pero que podría quedar pospuesto para después de los comicios. 

El ministro de finanzas del país, Euclides Tsakalotos, afirmó esta mañana que en el caso de celebrarse unas elecciones anticipadas, el resultado sería un Gobierno estable. Agregó además que “si el próximo Gobierno es estable, podrá llevar al cabo la recapitalización de los bancos y hacer frente al problema de las deudas morosas”.

Primer desembolso del MEDE

El fondo permanente de rescate de la eurozona, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), desembolsó hoy los primeros 13.000 millones de euros que recibirá Grecia dentro de su tercer rescate y otros 10.000 millones que han sido transferidos a una cuenta en Luxemburgo para recapitalizar la banca helena.

 “El desembolso de hoy del MEDE permitirá a Grecia cumplir con sus obligaciones financieras urgentes con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, y otras necesidades presupuestarias”, destacó el director gerente del fondo, Klaus Regling, en un comunicado.

Este pago ha permitido a Atenas devolver 3.400 millones de euros al Banco Central Europeo y 7.160 millones de euros del préstamo puente que recibió de sus socios del euro el pasado mes de julio, aseguró a Efe una fuente de la Oficina de Gestión de la Deuda Pública (PDMA) de Grecia.

La junta de directores del MEDE, que integran los “números dos” de los ministros de Finanzas y Economía de los países del euro, dio su visto bueno al desembolso “inmediato” de los 13.000 millones a Grecia, después de que el programa y sus condiciones recibiera el visto bueno de la directiva del fondo este martes.

Este dinero forma parte del primer tramo del rescate, que suma 26.000 millones de euros, formado por los citados 13.000 millones más otros 10.000 millones que se destinarán a la “potencial recapitalización o liquidación” de bancos griegos.

Esta cantidad, almacenada en una cuenta separada del MEDE en Luxemburgo, solo puede desembolsarse si Grecia, entre otras cosas, lo requiere y su la “autoridad, competente de recapitalización y resolución confirma la cantidad”, tras lo que será necesario el visto bueno de la junta de directores del MEDE.

"Estos 10.000 millones de euros contribuirán a estabilizar el sector bancario, cuya situación se deterioró bruscamente después de la imposición de controles de capital en junio", afirmó Regling.

Los 3.000 millones restantes del tramo serán desembolsados como muy tarde el 30 de noviembre, una vez que Grecia complete las “acciones prioritarias” que le exigen sus socios.

"Me siento aliviado porque después de intensas negociaciones con el Gobierno griego y de la aprobación de nuestros miembros, todas las condiciones se dan ahora para hacer este desembolso a tiempo", subrayó Regling.

En total, el rescate a Grecia se elevará hasta un máximo de 86.000 millones de euros y la aportación europea dependerá de la participación del Fondo Monetario Internacional en el programa, que se decidirá en otoño.

Normas