El Ejecutivo prevé que se cerrará el año con un alza anual del 5%

El record exportador recorta un 3,4% el déficit comercial

García-Legaz alerta del riesgo de que se abandone la moderación de salarios y precios.

Imagen de la terminal de contenedores del puerto de Las Palmas.
Imagen de la terminal de contenedores del puerto de Las Palmas.

El sector exterior sigue proporcionando buenas noticias al Gobierno. En la primera mitad de 2015, las exportaciones de bienes ascendieron a 125.122 millones de euros, un 4,9% más que en el mismo período de 2014 y un nuevo máximo histórico. Al mismo tiempo, el déficit comercial se redujo un 3,4%. El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, auguró que esa tendencia positiva se mantendrá hasta final de año en el que también se logrará un nuevo record. “Las exportaciones van según lo previsto. Creo que España mantendrá el ritmo exportador en el segundo semestre y eso nos llevará a otro año record. Incluso seremos capaces de mejorar los pronósticos respecto al superávit de la balanza por cuenta corriente”, apuntó durante la rueda de prensa para valorar los datos del primer semestre.

Un escenario positivo que, sin embargo, está sometido a algunos riesgos a corto y medio plazo que podrían impedir la consecución de los hitos antes citados. Entre los riesgos inmediatos, García-Legaz citó un posible incremento del precio del petróleo, cuyo desplome ha rebajado sustancialmente el dinero que paga España por su factura energética. En cuatro meses, la cotización del barril de Brent, de referencia en Europa, ha pasado de 67,77 a 48,42 dólares. Esta última cifra se acerca al mínimo anual registrado en 2015. Por cada 10 dólares que baja el precio del crudo, el ahorro para la economía española asciende a 6.000 millones de euros. Una apreciación del crudo elevaría las importaciones y el déficit comercial.

Repligue hacia la UE

EUR x USD 1,1033 0,018%

El secretario de Estado de Comercio centró su discurso, sin embargo, en los riesgos que pueden acontecer a medio plazo. Y entre ellos destacó el deterioro de la competitividad por un cambio en la senda de moderación salarial y de precios. Ambos factores han provocado que España haya recuperado una parte muy importante de la competitividad perdida en los años anteriores a la crisis, en los que salarios y la inflación crecía muy por encima de lo que lo hacían en otros países. “Y eso no depende de factores exógenos. Depende de las políticas económicas preservar la competitividad que tanto trabajo ha costado recuperar”.

El análisis de las exportaciones por áreas geográficas revela que el empuje de ventas al exterior en la primera mitad del año se ha producido por la recuperación de los grandes socios comerciales en la Unión Europea. De los 4,9 puntos de avance de las exportaciones, 2,9 puntos (el 60% del total) corresponde a los cuatro grandes socios comerciales de España en ese área geográfica (Francia, Alemania, Italia y Reino Unido). Las ventas a América y Asia han tenido comportamientos dispares. En el primer caso, las exportaciones a EE UU suben un 10,6%, mientras que las de Brasil caen un 7,9%. En el segundo, las de México o Chile han subido con fuerza, mientras que las dirigidas a Argentina o Venezuela han caído con fuerza.

Por sectores, la automoción sigue siendo el que está tirando de los intercambios comerciales de España. En el caso de las exportaciones representa 2,3 de los 4,9 puntos de crecimiento, porcentaje que sube a 2,7 puntos si se le añade las ventas de componentes de la automoción. En las importaciones, ambos sectores suman 2,1 puntos de avance de los 4,2 en los que crecieron las compras al exterior en la primera mitad de 2015.

 

Normas