La partida en salud aumenta en 2015

Disparidad entre regiones en el gasto sanitario

El gasto medio por habitante varía hasta casi 600 euros de una comunidad a otra.

Hospital Germans Trias i Pujol, medicina deportiva
Hospital Germans Trias i Pujol, medicina deportiva

En 2015, tras tres años de reducciones en las partidas sanitarias (en 2011, la media nacional del presupuesto sanitario se redujo un 4,03%, en 2012 un 1,51% y en 2013 un 5,89%) el gasto en salud volvió a subir. El presupuesto se aumentó un 1,82% de media en España, pero se aprecian llamativas diferencias entre unas comunidades y otras.

La Memoria Socioeconómica y Laboral de 2015 elaborada por el Consejo Económico y Social de España alertó el viernes de las disparidades regionales en términos de gasto sanitario. Mientras que todas las regiones vieron aumentar el presupuesto destinado a salud en 2015, Galicia y Aragón fueron las únicas que lo redujeron. Cambia así el escenario que se observaba en años anteriores, cuando, por ejemplo en 2011, eran todas excepto dos las que lo reducían.
La comunidad que más aumentó el presupuesto este año fue Baleares, con un 10,3% de incremento, por delante de Extremadura, donde la partida aumentó un 6,04%. Mientras, en el extremo opuesto, Galicia redujo un 10,37% el gasto con respecto al año anterior. Menos significativa fue la reducción en Aragón, donde la partida fue un 0,3% menor.

En cuanto a la inversión nacional media por habitante en sanidad, en 2014 fue de 1.207 euros. El Gobierno del País Vasco destinó a la salud de sus ciudadanos 1.570 euros por habitante, la cifra más alta en la comparación entre comunidades. En el lado opuesto se sitúa Andalucía, que empleó 593 euros menos (977 euros por habitante). Después de Andalucía, Madrid, Baleares y Valencia son las comunidades que más lejos se sitúan del gasto medio nacional.

La reducción continuada del gasto en los últimos años se manifestó en disminuciones de todas las partidas tras la reforma sanitaria de 2012. Un dato que puede dar indicios sobre posibles consecuencias de estos ajustes es la evolución de las listas de espera. Según la memoria, en 2009 el número de pacientes en espera para ser operados era de 374.194, cifra que aumentó en más de un 47% en 2014, superando el medio millón de personas. Por su parte, el tiempo medio de espera pasó de dos meses en 2009, a tres meses en 2014. Esto podría hacer que en un futuro sea necesario aumentar el gasto, por lo que ciertas medidas de restricción deberían ser reflexionadas, explica el informe del CES.

Normas