Suben las familias y las parejas adultas y bajan los estudiantes

Magaluf, del turismo de borrachera al familiar

Varias personas en la calle Punta Ballena de la localidad mallorquina de Magalluf, Calviá.
Varias personas en la calle Punta Ballena de la localidad mallorquina de Magalluf, Calviá.

La Asociación Hoteleros Palmanova-Magaluf ha anunciado que el turismo de borrachera, habitual en Magaluf durante los últimos años, está llegando a su fin y está siendo sustituido por uno más familiar y adulto. Según los resultados presentados ayer, la clientela familiar aumentó un 3,2% hasta julio y la de parejas adultas, un 2%, mientras que los jóvenes estudiantes que llenaban la localidad se redujo un 9%. 

Los responsables de los hoteles han destacado la reforma de los establecimientos. Por ahora se han renovado 44 establecimientos en la zona, donde el 35% de los hoteles son de 4 estrellas. Durante 2016 continuará este proceso, con 10 nuevas reformas hoteleras previstas. Además, han hecho hincapié en la reducción de los alojamientos que ofrecen el Todo Incluido, lo que está provocando que los visitantes consuman también en los locales de la zona. 

También han mencionado el endurecimiento del control policial-desde esta semana patrullan también dos policías británicos- y la aprobación de nuevas ordenanzas cívicas. De hecho, en lo que va de 2015, solo se han producido tres detenciones, frente a las 23 de 2014; se ha expulsado un 50% menos de clientes de los hoteles por mal comportamiento; y solo se han registrado cuatro casos hasta final de julio de balconing (precipitación desde las terrazas o balcones de los hoteles).

Todos estos datos están contribuyendo, según la asociación, a un descenso de la ocupación, en torno al 4% durante julio, y a una subida de los precios entre un 5% y un 8%, lo que puede llevar a un cambio en el perfil del cliente habitual. 

Aunque los turistas británicos siguen siendo el grupo más numeroso, sus estancias han caído en lo que va de año. Han sido, sin embargo, los viajeros rusos los que más han reducido sus pernoctaciones en la ciudad, más de un 50%, debido, sobre todo, a la situación que atraviesa el país. Por otra parte, han crecido los turistas italianos, portugueses, suecos y alemanes

Sebastián Darder, presidente de la Asociación, se ha mostrado convencido de que "la firme apuesta de futuro realizada por la mayoría de hoteles ha demostrado que lo más difícil era posible, y a partir de ahora, no debemos volver atrás, sino consolidar entre todos el nuevo modelo y fortalecer la confianza del nuevo perfil de cliente”.

Normas