Al comienzo con 85 empleados

Coca-Cola reabrirá Fuenlabrada el 7 de septiembre

Trabajadores afectados por el ERE de Coca-Cola en el campamento instalado en Fuenlabrada.
Trabajadores afectados por el ERE de Coca-Cola en el campamento instalado en Fuenlabrada. EFE

Ya hay fecha para que la fábrica de Fuenlabrada de Coca-Cola Iberian Partners, la embotelladora de la marca de bebidas, vuelva a abrir: el 7 de septiembre. Para entonces, habrán pasado 20 meses desde que la compañía decidió echar el cierre y despedir a sus trabajadores en el marco de un ERE que ha sido declarado nulo por la Audiencia Nacional primero y por el Tribunal Supremo después.

Pero no volverán todos. Se espera que hasta 220 personas trabajen en el Coil, nombre que se le ha puesto por parte de la compañía al centro que pasará a ser de logística y de I+D. Sin embargo, solo serán 85 personas las que regresen ese día al trabajo. Se trata del personal que antes del cierre tenía labores de mantenimiento y logística. El resto, unos 135, quedarán a la espera de que la Audiencia Nacional dirima sobre las incidencias de readmisión que presentaron como protesta al modo de ser reincorporados. Es probable que el tribunal emita su fallo esa misma semana, el día 10.

Juan Carlos Asenjo, portavoz de los trabajadores de Fuenlabrada, insistió ayer en que el plan de reapertura “no se adapta en tiempo y forma a las sentencias judiciales”. Además, añadió, “ahora se incluye la discriminación entre los trabajadores”. El representante sindical aseguró que los abogados de los trabajadores han recomendado que, pese a estar en contra de las formas, se presenten en su puesto de trabajo el día señalado.

Menos trabajadores

Las sentencias judiciales obligaban a la empresa a readmitir a los trabajadores despedidos en el ERE en sus puestos de trabajo previos al expediente. Es por ello que el personal de Fuenlabrada protesta, ya que la fábrica ya no producirá sino que tendrá otro papel. En total, eran 840 personas las que tenían que ser readmitidas tras el cierre de cuatro plantas. La cifra se redujo considerablemente cuando fueron algo más de 700 los que pidieron la ejecución de la sentencia. De ellos, la empresa llegó a un acuerdo con 436 de ellos para la rescisión de sus contratos, mientras que 317 optaron por seguir en la embotelladora.

Los empleados de la planta madrileña siguen acampados en la puerta del centro como protesta por el ERE y el cierre. Ya anunciaron su intención de permanecer en el lugar hasta que se cumplan las sentencias judiciales. Actualmente, son las familias de los trabajadores los que permanecen acampados debido a que estos acuden desde el día 3 a un curso de formación. Asenjo se mostró ayer confiado en que la Audiencia Nacional acabe por dar la razón a los empleados en sus reclamaciones.

Mientras termina de cerrarse el conflicto laboral que ya se prolonga durante casi dos años, la embotelladora ibérica de Coca-Cola se encuentra inmersa en pleno proceso de fusión con las otras dos grandes firmas en Europa, Coca-Cola Enterprises y Coca-Cola Erfrischungsgetränke.

Las tres sociedades crearán Coca-Cola European Partners, una compañía de la que se espera una facturación de 12.600 millones de facturación. Iberian Partners tendrá un 34% del grupo de embotellado que dará servicio a 13 países y casi 300 millones de consumidores. Sol Daurella, presidenta de la compañía española y propietaria de más del 50% de ésta, pasará a ocupar el mismo puesto en la nueva firma.

Normas