Pretende crear un nuevo comparador de precios

Ryanair se lanza contra Skyscanner y Booking

Detalle de un avión de la aerolínea Ryanair.
Detalle de un avión de la aerolínea Ryanair.

Ryanair pretende atraer a las empresas de viajes en internet con una nueva página web que ofrezca 100 millones de comparaciones al año de precios de vuelos, habitaciones de hotel baratas y descuentos en restaurantes, según su presidente ejecutivo, Michael O'Leary.

La remodelación de la página de la compañía, llevada a cabo por cerca de 200 miembros del equipo informático contratado en los últimos 18 meses, forma parte de una estrategia defensiva para evitar la dependencia de páginas como Skyscanner.com y Google Flights para la venta de billetes. El plan de Ryanair difiere del de Lufthansa, que también está tratando de dirigir a más clientes hacia su propia web, pero con la introducción de una tarifa para las reservas realizadas mediante los sistemas de distribución global (GDS), como Amadeus, Sabre y Travelport.

"Queremos convertirnos en el Amazon.com de viajes en Europa, con una gama completa de servicios adicionales: comparación de precios, descuentos en hoteles, en tiques de partidos de fútbol, y entradas de conciertos", dijo Michael O'Leary.

La función básica de la nueva página web Ryanair.com será un servicio de comparación de tarifas que muestra el costo de los vuelos tanto de la propia compañía como de la competencia. O'Leary contactó el mes pasado con los jefes de IAG (propietario de Iberia), easyJet, Lufthansa, Air France-KLM y British Airways, ofreciéndoles compartir datos de tarifas en tiempo real. easyJet y AirFrance, sin embargo, ya han rechazado la oferta y Ryanair, lo que está llevando O'Leary a considerar la posibilidad, según declaró, de "raspar" los precios a través de herramientas de internet y mostrarlos en la web sin el permiso de sus rivales.

Ryanair ve como algo esencial el hecho de poder proporcionar comparaciones de precios si se quiere evitar la dependencia de los páginas de terceros, como Skyscanner, una página que, recordó O'Leary, hace unos años fracasó en el intento de aplicar una comisión de 3 euros por cada reserva de la compañía irlandesa. Skyscanner produces ingresos a través de la publicidad y mediante el cobro de honorarios a las aerolíneas para referencias de reserva.

Ryanair vende el 95% de sus billetes de avión a través de su propia web, pero un volúmen significativa son referencias desde comparadores de precios. Ryanair.com vende también habitación de hotel en colaboración con Booking.com, compañía del grupo Priceline, pero O'Leary dijo que su compañía quiere convertirse en un distribuidor directo de habitaciones de hotel, cobrando comisiones inferiores a las aplicadas por la competencia. "¿Por qué no nos quitamos de en medio todos los Booking.coms, que los hoteles generalmente odian, porque les cobran el 40% de los ingresos, y no aplicamos el 10%?".

Se pretende que esta página web, que según Ryanair se pondrá en marcha este otoño, también publicará los comentarios de los usuarios, y de esta forma quiere también compertir con webs como Tripadvisor, dijo O'Leary. La página tratará de imitar también a Amazon.com en lo que se refiere a recolección de datos detallados de los clientes, con el objetivo de crear ofertas específicas y enviarlas por correo electrónico y apps en los smartphones, así como ofertas distintas de tiendas y restaurantes según la localidad donde se encuentre el usuario.

La aplicación ofrecerá también a los clientes servicios complementarios tales como la vía rápida de embarque, asientos asignados y maletas adicionales, aseguró.

Normas