Negociaciones contrarreloj para cerrar el acuerdo

Grecia acuerda cómo será el fondo de privatizaciones

El primer ministro griego, Alexis Tsipras.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras. EFE

Grecia y sus acreedores continúan hoy las intensas negociaciones de cara a cerrar un acuerdo para un tercer rescate el martes y someterlo el jueves a votación en el Parlamento griego. 

Uno de los puntos más polémicos, el del fondo de privatizaciones, ya está cerrado, según un documento al que ha tenido acceso a El País. El objetivo es que el fondo genere 50.000 millones en 30 años gracias al valor de sus activos. Tendría sede en Atenas y una supervisión total de la Comisión Europea. Fuentes diplomáticas, sin embargo, prefieren no cantar victoria antes de tiempo y sostienen que "nada estará del todo acordado hasta que todo, en su conjunto, esté acordado".

Está previsto que el fondo acoja todos los bienes susceptibles de ser privatizados hasta 2045 como empresas del Estado (por ejemplo,la Autoridad Portuaria del Pireo), infraestructuras públicas (puertos, aeropuertos, puertos deportivos), y activos inmobiliarios. "Es posible", avanza el documento, que los recursos naturales (explotaciones mineras e hidrocarburos) se incorporen también a este depósito de garantía. Una alta fuente con presencia en las negociaciones sostiene, sin embargo, que "nada está decidido del todo".

Como ya se avanzó en julio, de esos 50.000 millones que deberá producir el fondo, el 50% serán usados como garantía bancaria. El resto se repartirá entre el desarrollo económico del país (25%) y el pago de la deuda a los acreedores (25%). 

Este fondo con supervisión externa fue una de las exigencias impuestas por Alemania para dar luz verde a las negociaciones para el tercer rescate. La Unión Europea, capitaneada por Angela Merkel y su ministro de Finanzas,Wolfgang Schäuble, no se fía de los planes de privatización planteados por Grecia, que han fracasado desde el comienzo del rescate.

En 2010, la troika (CE, BCE y FMI) marcó como objetivo del plan una recaudación de 50.000 millones En 2012, lo rebajó a 23.000 millones de euros hasta 2022. Y los ingresos obtenidos se han quedado en 3.000 millones de euros.

La recaudación del fondo tendría que destinarse a amortización de deuda, lo que en la práctica reduciría el coste de un tercer rescate, previsiblemente de 86.000 millones de euros. El Gobierno quiere darle el carácter de un fondo de inversiones del Estado, un modelo que existe ya en otros países como Noruega o Australia, según  fuentes gubernamentales citadas por Efe. 

Los ministros de Finanzas, Euclides Tsakalotos, y de Economía, Yorgos Stathakis,  continúan las reuniones con los jefes de las instituciones -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)- con los que abordarán los detalles del paquete de reformas que acompañará al rescate.

La aprobación de estos requisitos previos es una de las condiciones impuestas a Grecia como prueba de que está decidida a llevar adelante las reformas.

Reformas incluidas

Según un alto funcionario del Gobierno citado hoy por el rotativo Kathimerini, en las reuniones del fin de semana se registraron grandes progresos y quedaron prácticamente listas todas las medidas que irán en este paquete legal. En él se incluirá, entre otros puntos, la modificación de la reciente ley sobre la devolución de las deudas a Hacienda y la Seguridad Social en cien plazos, con nuevos criterios más diferenciados respecto al número de cuotas.

Los acreedores han pedido al Gobierno de Alexis Tsipras reducir el número de plazos para los deudores que tengan ingresos elevados.

También se esperan cambios en la fiscalidad de los agricultores, que gozan tanto de reducciones en el impuesto sobre la renta como en el del gasóleo, aunque la eliminación de estos privilegios se aplicará previsiblemente en dos fases, según Kathimerini.

Si todo marcha bien, el acuerdo podría estar listo el próximo martes, su votación en el Parlamento tendría lugar el jueves, y un día después el Eurogrupo podría darle luz verde mediante teleconferencia.

A partir de ese momento, el acuerdo entraría en los Parlamentos de aquellos países en los que se requiere el voto de la cámara, con el objetivo de lograr que el desembolso del primer tramo del rescate -el Gobierno aspira a 24.000 millones de euros- pueda efectuarse antes del 20 de agosto, fecha en que Grecia debe devolver al BCE 3.400 millones de euros (incluidos intereses).

En caso de que no se logre cumplir el calendario, será necesario un crédito puente similar al aprobado en julio, que permita a Grecia hacer frente al pago al BCE y a varias devoluciones al FMI en septiembre.

Normas