Editorial

La banca dosifica sus inmuebles

La gran banca ha aflojado en 2015 la venta de inmuebles tras detectar un cambio de signo en su valor, y espera que un retraso en la comercialización pueda reportarle incluso beneficios en operaciones que hasta ahora solo arrojaban pérdidas. En los seis primeros meses de 2015 los pisos vendidos por los grandes bancos han descendido un 17,7%, y con las únicas execpciones de Popular y Bankia, todas las entidades han optado por ralentizar los operaciones. En algunos casos han llegado ya beneficios por las ventas de este año, y en muchas de ellas ha logrado no contabilizar pérdidas si se tienen en cuentas las provisiones.

Ahora tienen en balance las seis grandes entidades inmuebles por unos 83.000 millones de euros, y la intención es sacarlos al mercado lentamente, (lo mismo que hace Sareb) para dar tiempo a la recomposición que ya se ha inicado en el mercado, para, además de liberar las provisiones, obtener números negros en la mayor cantidad posible de operaciones. Los descuentos sobre el valor de las casas ya se han reducido notablemente, desde el 65% de hace un par de años al 35% actual. La banca hace bien en intentar recuperar la mayor cantidad posible del dinero invertido, pero no debe olvidar que su negocio está en activar el crédito, y para ello, nada mejor que limpiar los antes posible los balances.

Normas
Entra en El País para participar