El número de huelguistas en niveles precrisis, pero menos conflictivos

La crisis acorta las huelgas

Huelguistas en el conflicto entre Iberia y sus trabajadores.
Huelguistas en el conflicto entre Iberia y sus trabajadores.

El pasado año un total de 328.356 trabajadores participaron en algún tipo de huelga en España, ya fuera de sector o de empresa. Esa cifra es muy similar a las registradas en los años previos a la crisis económica que se inició en 2008. Aquel año, se registraron 359.753 huelguistas, según los datos de conflictividad laboral que maneja la patronal CEOE. Si bien en la actualidad hay una notable diferencia con respecto a hace seis años y es que la dureza de estas huelgas es ahora notablemente inferior.

De hecho, en 2008 los huelguistas perdieron 42,2 millones de horas de trabajo durante los paros en los que participaron, mientras que el pasado año un volumen similar de trabajadores que participaron en algún tipo de huelga perdió 9,1 millones de horas, un 78% menos que seis años antes. De esto se deduce que los conflictos son sustancialmente más cortos y de menor envergadura, lo que los hace en general menos conflictivos.

Los años de la crisis han supuesto un repunte de la conflictividad, tanto de la sectorial y política –en la que se enmarcarían las huelgas generales de 2010 y 2012– como de la estrictamente laboral, que se refiere a las relaciones entre la empresa y sus empleados.

Si bien es en los conflictos estrictamente laborales donde la mejora de la economía se ha dejó sentir, en un primer momento para reducir la conflictividad. Así el pasado año de los 328.356 huelguistas, solo 58.129 participaron en huelgas contra sus empresas, lo que supuso un 73% menos que en 2013; un 75% menos que en 2012; 87% menos que en 2011;y 44% menos que en 2010.

Y lo mismo ocurrió con el número de horas perdidas por huelgas contra las empresas por motivos exclusivamente laborales. En este punto, el pasado año se contabilizaron 4,7 millones de horas perdidas por este motivo, un 29% menos que en 2013; 39% menos que en 2012; 45% menos que en 2011; y 51,4% menos que en 2010.

En lo que va de año, esta tendencia se confirma, al menos, en lo que se refiere a las huelgas laborales, ya que según el último informe sobre conflictividad que CEOE tiene previsto hacer hoy público, entre enero y julio de 2015 un total de 32.326 trabajadores participaron en paros por problemas con sus empresas, lo que supuso una reducción del 2,2% respecto al mismo periodo de 2014. Y en cuanto a las horas perdidas en esas huelgas, sumaron 2,2 millones, un 45% menos que en los siete primeros meses de 2014.

No obstante, si a la conflictividad estrictamente laboral se incorporan los paros en servicios de carácter público y por motivos extralaborales la cosa cambia. En este caso, las cifras globales arrojarían un número sustancialmente superior de huelguistas, hasta alcanzar 226.679, un 21% más que entre enero y julio de 2014. Igualmente, las horas de trabajo perdidas en estos paros habría empezado a incrementarse hasta los 7,5 millones en los primeros siete meses, un 6,7% más.

Así, aunque la mejora de la economía está reduciendo notablemente los conflictos empresariales no así los sectoriales y del ámbito público.

En cualquier caso, la patronal CEOE advierte en su informe sobre los datos correspondientes a lo que va de año, que debe tenerse en cuenta la incidencia de conflictos laborales como la huelga en la enseñanza convocada por el sindicato de estudiantes en febrero, marzo y abril, así como las huelgas de Coca Cola, Panrico y el sector del taxi en mayo y junio.

Atendiendo a los motivos de las huelgas en 2015, aumentaron un 11% los huelguistas que secundaron un paro durante la negociación de un ERE, aunque las horas perdidas por este motivo bajaron un 54%. Y en los paros motivados por la negociación de un convenio, descendieron tanto el número de participantes (un 72%) como las horas perdidas (un 52%).

Normas