Cinco razones para que en septiembre entres en un coworking

Nada hay más barato que trabajar desde casa. Aún así existen otro tipo de beneficios cuando se accede a otras fórmulas, como por ejemplo el coworking, aunque requiera más inversión que el mencionado teletrabajo.

Cinco razones para que en septiembre entres en un coworking

Cuando un emprendedor pone en macha un negocio en el que no se necesita un espacio físico como tal para trabajar, hay varias opciones para ubicar el negocio. Cuando con un ordenador, un teléfono y conexión a Internet es suficiente para poder desarrollar una actividad empresarial, muchas veces se opta por trabajar desde el propio domicilio de cada uno, con el objetivo de ahorrarse el alquiler de una oficina. Sin embargo, existe una alternativa, que además de asequible, puede ser una oportunidad para hacer nuevos negocios.

El coworking es un modelo de trabajo en el que los diferentes profesionales desarrollan sus proyectos en el mismo espacio. Esto da la posibilidad de fomentar colaboraciones con otras iniciativas, además de compartir ideas e impresiones con otros emprendedores autónomos. Actualmente existen más de 2.000 espacios de coworking en todo el mundo y se posiciona como una fuente de inspiración para empresas públicas y privadas de toda Europa.

Por qué elegir el coworking

Para conocer las ventajas de este modelo, en el blog de Banco Sabadell han realizado un listado, enumerando las razones por las que un emprendedor debería escoger el coworking como modelo para trabajar:

  • Romper con el aislamiento laboral. Trabajar en casa imposibilita tener contacto con otras personas, que pueden tener ideas o inquietudes comunes contigo. Esto puede hacer que el negocio se amplíe ofreciendo tus servicios a otros, o inspirarte para lanzar nuevos proyectos.
  • La multidisciplina. Es una oportunidad para complementar el negocio con sectores distintos, intercambiar posturas y conocimientos.
  • Networking. Formar parte de una comunidad de coworking es estar en contacto con mucha gente y poder asistir a eventos y seminarios en los que poder darte a conocer o encontrar servicios complementarios a tu negocio.
  • Gastos estables. Un espacio de coworking no supone un desembolso como el alquiler de una oficina. Es una manera de compartir gastos de instalaciones, suministro y tecnología con otros emprendedores.
  • Trabaja en comunidad. Estar en contacto con otras personas hace que aprendamos de los demás. Se debe ser flexible, tener respeto y colaborar, por lo que se mantienen relaciones sociales que nos hacen crecer como personas
Normas
Entra en El País para participar