Goyo Fernández, propietario de Just One

"El nuevo lujo es no llevar marcas"

Goyo Fernández, en su sastrería de la calle Villanueva de Madrid.
Goyo Fernández, en su sastrería de la calle Villanueva de Madrid.

Se dedica al mundo de la moda desde hace 26 años. Su tienda, Just One, en pleno barrio de Salamanca de Madrid, siempre ha sido un referente en cuanto a marcas y estilo. Goyo Fernández, madrileño de 48 años, resume su oficio como aquel que se dedica a mejorar la figura de los clientes. Tiene muy claro cual es su estilo:“lo más espigado y alto posible, que es lo que más favorece”, explica este empresario, al que no le gustan los pantalones anchos ni las chaquetas con hombreras.

Fue pionero en introducir marcas, como Moncler, de abrigos de plumas; o la de jeans Monochrome, pero con la crisis y con la expansión de las firmas por todas las ciudades, ha tenido que reinventarse. “Ahora nos basamos en la moda que no sigue las tendencias. El nuevo lujo es no llevar marcas, sino calidad, llevar un producto con buena materia prima y excelente confección”, explica Fernández, que confecciona sus prendas entre España, Nápoles; y las de punto en Milán. “Me gustan los artesanos. En Inglaterra, por ejemplo, le dan mucho valor al trabajo minucioso, hecho a mano”.

Yexplica que a lo que más dedica tiempo es a buscar tejidos de gran calidad y ligeros, pero que, por el contrario, tienen un “coste 20 veces mayor que el de una tela normal”. De hecho, es el inventor de Tristana, la chaqueta más ligera del mundo con 415 gramos de peso. “La obsesión por las marcas ha acabado con los artesanos".

Normas