El organismo no le ve factible por los niveles de deuda de Atenas

El FMI podría no participar en el tercer rescate a Grecia

La institución no decidirá qué hace hasta dentro de uos meses, según el Financial Times

Solicita que los socios europeos aprueben una reestructuración de la deuda

Christine Lagarde, gerente del FMI, junto al ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos
Christine Lagarde, gerente del FMI, junto al ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos

Las negociaciones entre el Gobierno de Grecia y sus acreedores para cerrar los detalles del tercer rescate podrían complicarse. Después de alcanzar el acuerdo in extremis en una maratoniana Cumbre europea, ahora faltan por concretarse los detalles. Esta semana han empezado en Atenas las negociaciones. Y parece que podría complicarse ante las dudas del FMI. Según publica hoy el Financial Times, el organismo presidido por Christine Lagarde podría apearse del tercer pograma de asistencia al país heleno, con un valor de unos 86.000 millones de euros.

En concreto, el diario financiero cita unos documentos del FMI según los cuales la institución le habría dicho a Grecia que no puede participar en un nuevo rescate ante los elevados niveles de deuda del país y la falta de avances en la aplicación de las reformas impuestas por la troila. Hace unas semanas, el FMI afirmó que Grecia necesitaba una reestructuración de deuda para hacerla sostenible.

El organismo presidido por Christine Lagarde seguiría participando en las negociaciones para el tercer rescate, pero no decidiría hasta dentro de unos meses, tal vez el próximo año, si participa o no en el programa de asistencia. El papel del FMI puede ser relevante en el futuro de las negociaciones, puesto que Alemania puso como condición para aceptar el nuevo rescate que esta institución siga participando en la ayuda.

El FMI tomará la decisión cuando Grecia apruebe las reformas solicitadas y, especialmente, cuando sus socios europeos aprueben alguna clase de alivio de la deuda, según el ducumento citado por el diario británico. Este segundo punto podría ser conflictivo, dada la cerrazón de los países europeos a aprobar una nueva reestructuración de su deuda.

Normas