Unesa defiende la “absoluta neutralidad” de las eléctricas frente al autoconsumo

En solar vamos contra la corriente

El nuevo decreto choca con la ley europea de producción individual.

En solar vamos contra la corriente

La polémica desatada tras la presentación por parte del Gobierno de un borrador de decreto sobre el autoconsumo eléctrico está lejos de cerrarse.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, declaró la semana pasada en el Foro CincoDías que el Gobierno está estudiando el informe sobre la Propuesta de planificación de la red de transporte de energía eléctrica 2015-2020, elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que considera que para alcanzar el objetivo de generación eléctrica con fuentes renovables es necesario contar con el autoconsumo, y reclama una normativa que fije las condiciones para que las pequeñas instalaciones puedan vender al sistema la energía no consumida.

España se comprometió en 2007, con el resto de Estados miembros de la UE, a alcanzar una cuota del 20% de renovables sobre el consumo total de energía. En aquel momento se encontraba en plena expansión el sector de las renovables y España era un ejemplo a seguir.

Pero en 2012 el Ejecutivo decretó una moratoria a estas fuentes de energía. A lo largo de 2014, tanto la Agencia Europea de Medio Ambiente como la Comisión Europea alertaron de que nuestro país iba mal encaminado.

La CNMC reclama una normativa para las pequeñas instalaciones

María Teresa Magraner, profesora del máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Udima, cree que el proyecto de real decreto del Gobierno no se adapta a las directrices europeas en materia de energía que abogan por favorecer el desarrollo de la generación distribuida mediante fuentes de energía renovable.

Además, “la UE apuesta por un nuevo modelo energético en el que los consumidores, empresas y particulares pasen de ser compradores pasivos de energía a prosumidores o autoproductores. Y este proyecto de real decreto va en sentido contrario”, apunta.

Por su parte, Jorge Morales de Labra, vicepresidente de la Fundación Renovables, considera que no solamente es necesario aprobar una regulación razonable del autoconsumo en España sino que es urgente integrarlo en un sistema eléctrico que funcione de forma eficiente.

“El Gobierno ha sostenido al sector eléctrico con reformas completamente coyunturales. De manera que aquel que decida salir del sistema y evadir esas chapuzas, no puede; le dicen que tiene que seguir pagando. Es cuando realmente se visibiliza lo que pagamos en el recibo de la luz. “Confiamos en que el Gobierno reaccione y retire su propuesta de real decreto a la vista de la fuerte oposición que existe. No encuentro a nadie, salvo las eléctricas, que la apoye, lo cual es significativo”, subraya.

¿Y qué dicen las eléctricas? Pedro González, director de regulación de Unesa, defiende la “absoluta neutralidad” del sector en la opción de autoconsumo, “que es del consumidor”. “Creemos que es necesaria una regulación para que aquel que se decante por esta alternativa de consumo sepa a qué atenerse”, puntualiza.

En cuanto al real decreto, concluye: “Todos los consumidores deben pagar por todos los conceptos incluidos en el recibo que, aunque no responden a la tarifa, desgraciadamente están ahí”. Es decir, por la actividad de producción en las islas; régimen retributivo específico a las renovables, la cogeneración y los residuos; anualidades del déficit del sistema eléctrico de ejercicios anteriores…

A años luz de la instalación gratuita en los hogares para uso propio

Paneles solares
Paneles solares en una vivienda.

Mientras en España seguimos dándole vueltas y limitando su desarrollo, la implantación del autoconsumo aumenta en otros países. Por ejemplo, en Estados Unidos, California es el Estado que abandera la producción casera de electricidad. Fue la primera región del mundo en introducirla, lo hizo en 1996, y actualmente muchas compañías ofrecen a los hogares la instalación sin ningún coste de paneles solares para su propio consumo energético.

“En España estamos lejos de que una empresa de energía solar ofrezca la instalación al consumidor de manera gratuita, porque requiere que la instalación no sea del consumidor, sino de la empresa, y eso es imposible aquí en este momento”, asegura Jorge Morales de Labra, vicepresidente de la Fundación Renovables.

Precisamente, la Casa Blanca ha anunciado que va a fomentar el uso de energía solar en familias desfavorecidas, comenta Morales de Labra. “Entre otras cosas, implica eliminar los costes de inversión inicial a través de un banco público que financia la instalación, que se va autofinanciando a través de los ahorros que produce el recibo de la luz. Esto requiere una visión del autoconsumo que no tiene nada que ver con la que hay en España.

“Esperamos que un nuevo Gobierno se tome en serio el autoconsumo con una regulación que permita una transición energética ordenada. La propuesta del PP es la más regresiva del mundo, con mucha diferencia”, subraya Morales.

Normas