BMW i8: el silencioso centro de atención de toda la ciudad

Pasear con este modelo por Madrid pone a prueba la cuota de protagonismo que uno puede llegar a resistir.

  • La apertura de puertas en el i8 es vertical, lo que estéticamente resulta impactante, pero complica el acceso al habitáculo.
    1La apertura de puertas en el i8 es vertical, lo que estéticamente resulta impactante, pero complica el acceso al habitáculo.
  • Sentarse a los mandos de un i8 es una experiencia distinta, desde la pura conducción en sí hasta la atracción de miradas y fotografías. En el primer punto, es un coche que se adapta a la perfección al ritmo y al tráfico de la gran ciudad. Se mueve con agilidad y, además, con un bajo consumo. En carretera entrega su potencial, aunque por debajo de deportivos de su precio, 139.000 euros.
    2Sentarse a los mandos de un i8 es una experiencia distinta, desde la pura conducción en sí hasta la atracción de miradas y fotografías. En el primer punto, es un coche que se adapta a la perfección al ritmo y al tráfico de la gran ciudad. Se mueve con agilidad y, además, con un bajo consumo. En carretera entrega su potencial, aunque por debajo de deportivos de su precio, 139.000 euros.
  • Al volante es muy sencillo de llevar. La dirección es muy precisa, y dispone de varios modos de conducción que se adaptan al entorno en el que nos encontremos.
    3Al volante es muy sencillo de llevar. La dirección es muy precisa, y dispone de varios modos de conducción que se adaptan al entorno en el que nos encontremos.
  • La pantalla siutada tras el volante es llamativa. Los asientos son cómodos, y las plazas traseras, anecdóticas.
    4La pantalla siutada tras el volante es llamativa. Los asientos son cómodos, y las plazas traseras, anecdóticas.
  • La zona trasera sigue la línea llamativa del resto del coche. Sí llaman la atención sus neumáticos, de un tamaño más cercano a los de un turismo que a los de un deportivo.
    5La zona trasera sigue la línea llamativa del resto del coche. Sí llaman la atención sus neumáticos, de un tamaño más cercano a los de un turismo que a los de un deportivo.
  • Ante todo, el coche no destaca por su discreción. En la foto se observa cómo, durante la sesión fotográfica, se forma un corrillo de curiosos a su alrededor.
    6Ante todo, el coche no destaca por su discreción. En la foto se observa cómo, durante la sesión fotográfica, se forma un corrillo de curiosos a su alrededor.
  • El BMW i8 se vende a un precio de 139.000 euros
    7El BMW i8 se vende a un precio de 139.000 euros