Breakingviews

BP Gas Europe saca lo mejor de una mala racha

BP está aprovechándose de una mala situación. Ha hecho un progreso en la reducción de costes y gastos de capital. Pero con el precio del petróleo en 53 dólares, casi el más bajo en seis meses, la situación va a complicarse para la mayor petrolera británica.

 

La compañía registró grandes perdidas en el segundo trimestre, por los gastos de 10.800 millones de dólares relacionados con su acuerdo con el gobierno de EE UU acerca del vertido de petróleo en el Golfo de México en 2010. El beneficio subyacente es mejor para evaluar la salud de la empresa. Con 1.300 millones de dólares, fue un 64% inferior al del mismo trimestre de 2014.

BP tiene más problemas que la mayoría de sus compañeros. La pesadilla del Golfo de México casi ha acabado, con un coste total de 54.600 millones de dólares, pero en el último trimestre canceló casi 600 millones de dólares de activos de exploración en Libia. Las operaciones fueron mixtas. Los márgenes de refino fueron fuertes, pero el beneficio de las operaciones de producción fue débil, con una ligera pérdida en EE UU.

La compañía no está cruzada de brazos. El CEO Bud Dudley dice que la está posicionando para un periodo de precios más débiles. Las palabras se corresponden con los actos. BP ha logrado recortar 1.700 millones en costes en el primer semestre. Los planes de gasto de capital se redujeron también hasta por debajo del descenso anual prometido del 13%.

BP logró terminar el segundo trimestre. El flujo de caja operativo de 6.300 millones de dólares fue suficiente para cubrir los 6.200 millones de dólares desembolsados en gastos de capital y dividendos, aunque incluyó una salida de capital circulante de 500 millones de dólares. La deuda neta, ayudada por pequeñas ventas, bajó ligeramente en el trimestre. La relación de deuda neta y capital total se sitúa en el 18.8%, acercándose al objetivo del 20% autoimpuesto por la compañía.

La rentabilidad por dividendo del 6,7% implica que los inversores no creen que BP podrá mantener el equilibrio. Pero la compañía está trabajando duro para merecerse el beneficio de la duda.

Normas
Entra en El País para participar