Asegura en su voto particular que el suelo es inadecuado
Cristina Narbona, consejera del CSN
Cristina Narbona, consejera del CSN

Narbona votó no al ATC por la mala calidad de los terrenos

La consejera del CSN Cristina Narbona, se opuso ayer a la votación que dio luz verde al emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas alegando que los informes técnicos “alertan con claridad sobre la mala calidad de los terrenos de la parcela escogida”.

En la explicación de su postura, a través de un voto particular registrado hoy, al que ha tenido acceso Efe, Narbona detalla que los informes la Dirección Técnica de Seguridad Nuclear (DSN) del Consejo de Seguridad Nuclear dicen que los terrenos elegidos son “inadecuados”.

En los estudios técnicos de evaluación se considera insuficientemente apta la parcela escogida para albergar el ATC “tanto desde el punto de vista de la seguridad como desde del previsible incremento del coste que implicaría la construcción del ATC en ese emplazamiento” en caso de llevarse finalmente a cabo.

Narbona indica que la empresa pública de residuos Enresa “no ha sido capaz de aportar a fecha de hoy toda la información solicitada por el CSN con la calidad y los plazos requeridos”.

El ATC “es una instalación nuclear (de alto riesgo potencial). Por lo tanto, las condiciones para su emplazamiento, construcción y explotación deben ser óptimas”, argumenta la consejera.

Narbona tampoco aprueba “la rapidez” con la que se está tramitando este expediente, “ya que no hay ningún plazo ni técnico ni legal en el horizonte que obligue al CSN a tomar decisiones con celeridad, máxime conociendo los numerosos informes técnicos que ponen de manifiesto la insuficiente información aún disponible sobre el emplazamiento de Villar de Cañas”.

Lo razonable sería, a su juicio, esperar a que culminen los procesos de análisis que aún se están desarrollando, como es el caso de la caracterización “geotécnica” y el análisis “hidrogeológico” de la parcela, que no está previsto que comiencen hasta septiembre, y que durarán unos ocho meses.

La consejera subraya que esa situación se subsanaría si el CSN hiciera la evaluación conjunta de las solicitudes de autorización de emplazamiento y de construcción, tal y como pidió en su momento Enresa; y solicita que vuelva a hacerse así.

A pesar de este voto discrepante de la posición mayoritaria del pleno del CSN -la ubicación del ATC fue aprobada por cuatro votos frente al suyo negativo- Narbona explica “su reconocimiento a la profesionalidad y al excelente trabajo realizado por el cuerpo técnico del CSN”.

Narbona subraya que el almacén “es una instalación absolutamente necesaria para España”, pero “esto no implica el apoyo a cualquier emplazamiento para un ATC ni a una tramitación inadecuada”.EFE

Normas
Entra en EL PAÍS