La autorización pondrá en marcha las obras externas y de acceso, pero no el de las infraestructuras principales

El CSN da luz verde a la construcción del Almacén Nuclear en Villar de Cañas

La decisión se ha adoptado por cuatro votos a favor y uno en contra, el de la consejera Cristina Narbona

El CSN da luz verde a la construcción del Almacén Nuclear en Villar de Cañas

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear ha aprobado esta tarde, “con límites y condiciones”, conceder la autorización previa de las obras de construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca), por cuatro votos a favor y uno en contra de la consejera Cristina Narbona.

Según un comunicado colgado en la página web del organismo, con este permiso, solicitado por Enresa el pasado 14 de enero, el mayor órgano regulador de la seguridad nuclear en España da el visto bueno al emplazamiento del ATC, a pesar de que aún está pendiente de recibir varios informes requeridos a la citada empresa pública de residuos, como es el caso de uno sobre la hidrogeología de la zona.

Esta autorización previa permite iniciar las obras externas o complementarias a los terrenos donde se asentará la instalación, como por ejemplo las vías de acceso a la zona donde se ubicarán los principales edificios del ATC, y para continuar con el proceso reglamentario de la autorización de construcción de la instalación. Sin embargo, la autorización previa no faculta en modo alguno a que el constructor inicie las obras de las infraestructuras críticas de la instalación como el silo de almacenaje o el área de recepción de residuos entre otras

El CSN recuerda en un comunicado que, conforme a lo establecido en el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas (RINR), la autorización previa es “un reconocimiento oficial” del objetivo propuesto para la instalación y de la idoneidad del emplazamiento elegido.

La evaluación técnica del órgano regulador concluye que el emplazamiento propuesto “no presenta fenómenos excluyentes”.

Afirma también, según la nota del CSN, que el objetivo de la instalación, almacenamiento temporal del combustible nuclear gastado y de los residuos radiactivos de alta y media actividad, “está justificado y las necesidades a cubrir quedan debidamente argumentadas” de acuerdo con el Sexto Plan General de Residuos Radiactivos.

El Consejo reconoce que “las características del emplazamiento -aspectos geológico-geotécnico, hidrogeológico y de estabilidad del terreno- condicionan el diseño del ATC y los fenómenos asociados a las características del terreno recomiendan complementar la seguridad intrínseca del diseño”.

Adicionalmente, y al objeto de garantizar que las condiciones de seguridad nuclear se mantienen a lo largo de la vida de la instalación, el CSN requiere “el seguimiento de las condiciones y fenómenos del emplazamiento, mediante la aplicación de planes de medidas complementarias, compensatorias y de vigilancia”.

En esa línea, el Pleno del CSN ha acordado emitir un informe preceptivo estableciendo los límites y condiciones relativos a la seguridad nuclear y protección radiológica relacionados con esta etapa del proceso.

El pleno del CSN está compuesto por dos consejeros a propuesta del PP, dos a propuesta del PSOE y uno de CiU.

La consejera, propuesta por el PSOE, Cristina Narbona registrará mañana un voto particular explicando su voto negativo de hoy a la autorización previa a las obras del ATC.

Las reacciones no se han hecho esperar, el alcalde de Villar de Cañas, José María Saiz, ha celebrado el informe favorable a la instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en su pueblo emitido por el Consejo de Seguridad Nuclear, asegurando que “todo el pueblo estaba pendiente” de la decisión y todos “lo están celebrando”.

Saiz ha asegurado además que algunos empresarios que quieren instalar dos hoteles en la localidad estaban esperando esta noticia. Según ha dicho “ha merecido la pena” todo el trabajo desde 2010 pese a pasar “ratos buenos y malos”, pero ahora “ya se ve el resultado y la gente está contenta”.

Así, ha insistido en que sus vecinos “ya han cambiado el chip” y “solo piensan en trabajar, en alquilar sus casas y en que haya inversiones en el pueblo”.

Ha dicho igualmente que la gente que es contraria a la instalación del silo “son media docena, pero hacen mucho ruido”. “Yo respeto a todo el mundo, pero a estas alturas estar en contra es porque no se sabe bien lo que es el ATC”, ha concluido.

Normas