La reforma de la financiación autonómica se abordará en 2016

Rajoy avanza que las regiones recibirán 7.000 millones más

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que en los presupuestos del Estado para el próximo año las entregas a cuenta a las comunidades autónomas aumentarán más de 7.000 millones de euros respecto a 2015.

Rajoy, en su intervención ante empresarios andaluces en un acto organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla, ha confirmado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo 31 de julio el proyecto de ley de presupuestos para entregarlo en el Congreso el día 4 de agosto con el fin de su tramitación

En ese texto es en el que, ha explicado, se recogerá que las entregas a cuenta del Estado a las comunidades autónomas para el próximo año aumentarán “de manera considerable”, por encima de los 7.000 millones de euros, y eso repercutirá en la prestación de los servicios públicos.

Rajoy ha aprovechado para informar a los empresarios andaluces que, para Andalucía, el incremento será de un 11%, alrededor de los 1.700 millones de euros. Además, ha señalado que la existencia de los mecanismos extraordinarios de liquidez para las comunidades suponen también un ahorro importante que, en el caso de Andalucía, será de 500 millones de euros el próximo año ya que la financiación la proporciona el Estado y los intereses serán al 0%.

Una situación que ha contrastado con la que se vivía en 2011, cuando -ha recordado- algunas autonomías, en alusión a Cataluña, se financiaban al 7,75% con los denominados “bonos patrióticos”.

Rajoy ha reiterado que el próximo año se hablará de la reforma de la financiación autonómica, un asunto que ha reconocido que es de “enorme complejidad” porque todo el mundo tiene el mismo discurso al considera que le corresponden más recursos. Ha asumido que esto sea así y ha llegado a reconocer que él actuó de la misma forma cuando era vicepresidente de la Xunta y le correspondía negociar la financiación autonómica.

“Si estaba de acuerdo con la financiación autonómica, decía que no lo estaba”, ha confesado. Rajoy ha explicado que era imposible modificar el modelo de financiación autonómica en una etapa de crisis porque la prioridad de la presente legislatura era evitar la quiebra y empezar a crecer y crear empleo.

“Para repartir la nada, mejor era tirar todos del mismo carro e intentar sacar esto adelante”, ha señalado el presidente del Gobierno, quien ha recordado que ahora se ha activado el grupo de trabajo que hay al respecto en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Ha asegurado que habrá conclusiones de ese trabajo y en el año 2016 habrá que abordar este asunto “con voluntad de acuerdo”.

Normas
Entra en El País para participar