Luis Bononato, gestor del fondo Global Allocation de Renta 4

“Salvo excepciones, los fondos más recomendables son los ETF”

“Salvo excepciones, los fondos más recomendables son los ETF”

Es el responsable de un fondo que destaca por su gestión activa y su capacidad para utilizar variedad de activos. Hoy la Bolsa es más importante que los bonos en la cartera, pero fue esta la que le dio buenos resultados en el pasado. Critica las altas comisiones en productos que no aportan gran rentabilidad.

Pregunta. Su fondo no hace más que lograr buenos retornos. ¿Cuál es la clave?

Respuesta. Que el objetivo de inversión del fondo sea a largo plazo es uno de los principales puntos de su éxito. Para eso no utiliza un único activo, como suele ser habitual en los fondos de renta variable al elegir las acciones de la cartera, sino que usa un índice, el Ibex o el Euro Stoxx, y modifica su nivel de riesgo de forma más activa que en un fondo normal. El secreto no está en acertar en los títulos, sino en ver qué activos me vienen mejor y utilizarlos a la vez.

P. ¿Cuáles son las principales posiciones?

R. Actualmente es la renta variable, pero en otros momentos ha sido la renta fija. Se utilizan distintos activos y en función del momento del mercado y el precio al que coticen, se combinan de forma diferente, buscando el movimiento de todos los activos simultáneamente.

P. ¿Quedan aún oportunidades en renta fija?

R. Apenas. Es cierto que buena parte de los resultados positivos del fondo en los últimos años se ha debido a nuestras posiciones en cédulas hipotecarias, que estaban en niveles buenos, pero ahora mismo vemos más riesgos que oportunidades.

P. Sin embargo, tiene el 12% de la cartera invertida en bonos sudafricanos.

"Hay pocos productos que tengan una gestión realmente activa y que justifiquen el coste que se asume”

R. Es de las pocas cosas en las que vemos que todavía hay una oportunidad, ya que no solo la rentabilidad está a buen nivel, cerca del 9%, sino que la divisa ha caído muchísimo en los últimos años. Nos parece una oportunidad, tanto desde el punto de vista de la divisa como desde el retorno.

P. En Bolsa sus apuestas son en Europa, ¿no hay oportunidades fuera?

R. Seguramente, pero el fondo está volcado en lo que conocemos mejor, que es el mercado europeo. En acciones seguimos una estrategia similar a la que perseguimos con los derivados. Es decir, no se busca con la cartera tratar de batir al índice, sino replicarlo. De hecho, entre las posiciones más importantes que hay ahora mismo está un ETF sobre el Euro Stoxx.

P. De cara al segundo semestre, ¿dónde están las oportunidades?

R. Lo más probablemente es que mantengamos bastante concentrado el riesgo en renta variable y estaremos pendientes de las probables subidas de tipos de interés en el largo plazo, sobre todo desde el otro lado del Atlántico con la subida de tipos en EE UU, que pueden afectar a Europa.

P. El fondo tiene una volatilidad que no es despreciable, ¿para qué tipo de inversor está pensado este fondo?

R. Es un mixto-flexible pero realmente podría estar en la categoría de renta variable. El riesgo que tiene es muy similar al que pueda tener el Ibex o el Euro Stoxx, de hecho el objetivo que tiene el fondo a largo plazo es batir las rentabilidades de esos dos índices. Lo único es que utiliza otros activos como oportunidad de inversión cuando las hay o bien como cobertura cuando es necesario protegerse.

P. Ustedes cobran una comisión de gestión del 1,35% y un 9% por éxito. ¿Cree que las comisiones en el mercado español son altas?

R. Hay pocos productos que tengan una gestión realmente activa y que justifiquen el coste que se está asumiendo. De hecho, a largo plazo, salvo contados casos, los fondos más recomendables pueden ser los ETF, es decir, que replican índices, la misma estrategia que hace el fondo. La cosa es saber cuál es el ETF que va a dar más rendimiento.

P. Y en cuanto al sistema de distribución de productos, ¿puede el pequeño ahorrador llegar a los fondos más interesantes?

R. A día de hoy, es difícil porque exige del inversor un esfuerzo primero de conocimiento y de información y después de gestiones para acceder a los productos. De hecho, para facilitar la labor administrativa de acceso a un producto como el nuestro hemos decidido crear una sicav que replique el fondo, ya que las sicavs, al cotizar en Bolsa, es bastante más fácil. En cualquier caso, por supuesto, hay que conocer el producto y saber qué se está comprando.

P. ¿Hoy en día es más rentable invertir en los productos de una gestora independiente?

R. Depende de qué tipo de producto, pero para una gestión libre es difícil que los grandes bancos tengan un producto que destaque, porque suelen encorsetar bastante el tipo de productos que hacen. Los mejores gestores han tratado de independizarse y son esos los que han sobrevivido a esta travesía del desierto. Es normal que lideren las clasificaciones. En otros países estamos absolutamente acostumbrados a ver esto, pero aquí aún cuesta bastante.

La rentabilidad, su mejor carta de presentación

Su experiencia en el sector, en las áreas de trading y gestión de activos, supera los 25 años, un tiempo que parece que Luis Bononato ha aprovechado bien a juzgar por los resultados que está logrando con el Global Allocation, un fondo que asesora desde que la gestora Renta 4 lo lanzara en 2006. Además, desde hace algo más de un año lo gestiona directamente desde Auriga Global Investors, sociedad de valores a la que se incorporó.
Con un patrimonio que hoy llega a los 50 millones de euros, su criatura supera el 200% de rentabilidad desde su constitución, acaba de recibir las cinco estrellas de Morningstar y lidera su clasificación de fondos más rentables a tres años, superando a las más de 23.000 referencias que maneja la plataforma.
A más corto plazo, destaca como el fondo mixto español más rentable del primer semestre de 2015 y el tercero en cualquier categoría. Además, ha incrementado en más de un 70% el número de partícipes desde inicio de año y tras el verano tendrá su réplica en una sicav, lo que permitirá, según Bononato, facilitar el acceso a más inversores.

Normas