La prima de riesgo permanece estable en los 126 puntos básicos

El pacto pasa de puntillas en la deuda y el euro: ¿por qué?

Imagen de una moneda de euro
Imagen de una moneda de euro

El efecto del acuerdo en Grecia se dejó sentir con mucha menor intensidad en el resto de mercados. La renta fija y el mercado de divisas, muy influenciado por la política expansiva delBCE, apenas registraron movimientos en la sesión que siguió al pacto entre los acreedores y el Gobierno heleno.

Deuda

Las mayores caídas tuvieron lugar en la renta fija helena. La rentabilidad del bono griego con vencimiento en 2025 celebró el pacto con fuertes descensos y pasó del 13,5% del cierre del viernes al 12% de ayer.Estas rebajas fueron mucho mayores si se comparan con los niveles que llegó a registrar el miércoles 8 de julio, día en el que el Ejecutivo de Alexis Tsipras presentó de manera formal la petición del tercer rescate al MEDE. En aquella sesión, las tensiones y el fantasma de una posible salida del Grecia del euro llevaron a la rentabilidad de la deuda helena a una década a superar la barrera del 19%.

La tendencia del bono a diez años tuvo su réplica en la deuda griega a dos, mucho más líquida.En este caso, la rentabilidad pasó del 58,7% que llegó a anotarse en los momentos de mayor incertidumbre la semana pasada, al 25,2% de ayer.

En el resto de países periféricos, con España e Italia como principales exponentes, lo más significativo fue que apenas experimentaron oscilaciones. Así las rentabilidades del bono español e italiano a diez años cedieron ligeramente hasta el 2,1% y como señalan desde Renta 4 “están ya en niveles previos a la convocatoria del referéndum”.. Por su parte, el bund alemán, que en los primeros minutos de negociación fue testigo de ligeros ascensos, como consecuencia del cierre de posiciones, concluyó con caídas hasta el 0,85%. Daniel Pingarrón, estratega de IG, afirma que "la rentabilidad de la deuda core ha tenido un comportamiento algo menos previsible, pues en algunos momentos en las últimas semanas se ha reducido, haciendo las veces de valor refugio, y en otras ocasiones, también ha bajado al igual que la periférica".

La prima de riesgo española subió dos puntos básicos respecto al cierre del viernes y finalizó en los 126 puntos.

A pesar de la correlación que existe entre el mercado de renta variable y el de renta fija, en esta ocasión las tensiones fruto de la inestabilidad en Grecia, no han venido acompañadas de fuertes repuntes de las tires de la deuda periférica como en episodios anteriores. Desde XTB, Carlos Fernández señala que la razón que justifica este comportamiento es que el mercado de bonos está fuertemente intervenido por el programa de compra de deuda del BCE aprobado a comienzos de año. “Esas compras, sumadas a todo el dinero que el BCE puede gastar si el mercado lo requiere hacen que la renta fija un mercado controlado y en parte ajeno a todas las tensiones políticas”, apunta el experto. Bajo esta premisa desde la firma creen en la posibilidad de que el bono español continúe su tendencia bajista hasta el 2%. Mientras, Pingarrón considera que la rentabilidad del bono podría volver a caer al 1% y la prima a los 100 puntos. Juan Gómez Bada se muestra más cauto y estima que para asistir a nuevos recortes es fundamental las reformas que se efectúen para refundar el euro y dotarle de instituciones más fuertes. "El acuerdo con Grecia es una patada hacia delante de muy poco recorrido. En los próximos días la deuda griega continuará sufriendo las embestidas de la volatilidad, indica.

Euro

En contra de lo esperado, el euro reaccinó a la noticia con ascensos pero concluyó concaídas del 1,2% hasta los 1,10 dólares. En Renta 4 creen que esto más que a la debilidad del euro debe atribuir a la fortaleza del dólar mientras que Fernández justifica este movimiento a la baja con la inyección de liquidez del BCE y con el hecho de que en realidad los inversores nunca han descontado un verdadero Grexit, algo que ya quedó patente en los momentos de mayor incertidumbre cuando la divisa única mantuvo un comportamiento de relativa calma. Gómez Bada prevé que euro se mantega débil hasta que se recupere la confianza en el conjunto de la eurozona. “No obstante, su cotización dependerá mucho de cuándo comience a subir tipos EEUU y de la continuidad de QE del BCE”, señala.

Normas