Se contratan al instante y se puede comprar con ellas al salir de la oficina

CaixaBank masifica la entrega de la ‘tarjeta inmediata’

Escaparate de tarjetas de CaixaBank
Escaparate de tarjetas de CaixaBank

CaixaBank ha decidido implantar en toda su red de oficinas, compuesta por más de 5.400 sucursales, lo que denomina la entrega inmediata de tarjetas financieras. Este servicio se basa en una nueva tecnología, desarrollada por la propia entidad, que permite asignar una tarjeta contactless con chip EMV a un cliente de forma inmediata. De esta forma, el usuario puede realizar sus compras con su tarjeta nada más salir de la oficina, en vez de esperar a que se la reenvíen a su domicilio, operación que suele tardar alrededor de una semana.

Eso sí, la tarjeta que recibe inmediatamente no tiene el nombre del titular impreso en este plástico.

CaixaBank explica que puso en marcha este servicio de forma experimental a finales de 2014, a partir de la inauguración de sus primeras oficinas A, consideradas como las sucursales flagship de la entidad. Se trata, según explica la firma, “de un nuevo concepto de oficina bancaria que trata de dar respuesta a los nuevos comportamientos de los clientes y aproximarse al mundo del comercio minorista para mejorar la experiencia personal del asesoramiento financiero”.

Tecnología

Banca electrónica: CaixaBank cuenta con más de 14 millones de tarjetas emitidas de todas las modalidades. Cuenta con cerca de 10.000 cajeros, la mayor red del país. Para rentabilizar esta inversión, decidió en marzo cobrar dos euros a los no clientes por sacar efectivo de sus cajeros, asegura.

Facturación: Las compras con sus tarjetas llegó a 49.100 millones de euros en 2014.

El director general de CaixaBank afirma que las “oficinas A permiten a la entidad introducir nuevas experiencias en la atención al cliente, totalmente pioneras y revolucionarias en el sector. Un año después de la inauguración de la primera oficina A podemos decir que estamos ante un modelo de éxito”. Uno de los primeros servicios creados por el banco especialmente para las oficinas A (tiene 8 sucursales de este tipo) fue la entrega inmediata de tarjetas. Ahora, esta operativa se extenderá de forma paulatina a toda la red. De momento, ya son 4.000 las sucursales en las que los clientes y no clientes pueden solicitar una tarjeta de forma inmediata.

El proyecto de la entidad es que a finales de este mes todas sus sucursales, incluyendo las situadas en los aeropuertos, estaciones de tren y oficinas HolaBank (especializadas en clientes internacionales), ofrezcan este servicio.

Ya se han distribuido más de 30.000 tarjetas. El servicio permite también a CaixaBank simplificar el proceso administrativo de la gestión de tarjetas tanto de prepago, de débito como de crédito.

La entidad financiera aclara que pese a que este plástico no incluya el nombre del cliente, al tratarse de tecnología EMV, en la que la información del usuario se encuentra encriptada y “totalmente protegida”, la tarjeta “ofrece las mismas prestaciones y garantías de seguridad que cualquier otra tarjeta, contratada mediante los canales habituales”.

Esta tarjeta entregada inmediatamente también permite personalizar su diseño. Existe, de hecho, una amplia gama de decoraciones, que se exhiben a modo de escaparate. Todas las tarjetas tienen tecnología contactless.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Más información

Archivado En