La mayoría de comunidades votan en contra de la senda de consolidación fiscal

Rebelión autonómica contra el objetivo de déficit de Montoro

Las comunidades consideran inasmible reducir su déficit autonómico al 0,7% este año

Los consejeros de Hacienda socialistas suman mayoría y se enfrentarán a Montoro

Déficit de las comunidades autónomas en 2014 Ampliar foto

El primer Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado después de las elecciones del pasado 24 de mayo estuvo marcado por la tensión. Nueve comunidades (Cataluña, Canarias, Valencia, Aragón, Andalucía, Castilla-La Mancha, Baleares, Extremadura y Asturias) se opusieron a los objetivos de déficit del período 2016-2018 sometidos ayer a votación. Solo cuatro regiones, todas ellas gobernadas por el PP, aceptaron la senda de consolidación fiscal. Fueron Galicia, La Rioja, Murcia y Madrid. Castilla y León, también del PP, se abstuvo.

La negativa de la mayoría de las comunidades ilustra la pérdida de poder del PP tras las elecciones autonómicas. En cualquier caso, a efectos prácticos, los objetivos de déficit públicos fueron aprobados porque el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuenta con los mismos votos que la suma de todas las comunidades.

Así, las autonomías tienen la obligación de rebajar el déficit autonómico al 0,3% en 2016, al 0,1% en 2017 y lograr el equilibrio presupuestario en 2018. Además, el departamento de Cristóbal Montoro impone que las autonomías reduzcan su déficit público del 1,7% registrado en 2014 al 0,7% este año. Ello implica una recorte de casi 10.000 millones. Las autonomías reclaman un mayor margen fiscal y recuerdan sus principales partidas de gasto cubren Sanidad, Educación y servicios sociales, los pilares del Estado de bienestar. Montoro rechazó suavizar los objetivos y avisó que aplicará “con todo rigor” la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Esta normativa faculta al Ministerio de Hacienda para controlar las cuentas autonómicas e, incluso, contempla sanciones para las comunidades incumplidoras.

La mayoría de analistas coincide en que resulta simplemente imposible que las comunidades logren cumplir el objetivo de déficit. De hecho, en 2014, solo Canarias, Navarra, Galicia y País Vasco cerraron sus cuentas sin rebasar el límite del 1% que exigía Hacienda.

El Gobierno comunicó durante la reunión que, finalmente, las comunidades recibirán 1.762 millones por el ejercicio 2013, cuya liquidación se produce este año. Estaba previsto que la cuantía fuera de 823 millones. Ello supone más recursos para las comunidades autónomas que, en cualquier caso, no resultan suficientes para que el objetivo de déficit agregado del 0,7% se cumpla este año.

Por otra parte, las comunidades denunciaron durante la reunión que la rebaja del IRPF que el Gobierno aprobará mañana en Consejo de Ministros puede suponer una merma de recursos. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, negó ese extremo y aseguró que la reducción solo afecta a la parte estatal del impuesto.

Normas