Lanza una app en Israel para compartir coche

Google prueba su propio Uber para el trabajo

El servicio tiene limitaciones que pueden eliminar las barreras que tiene Uber

Une a personas que hagan el mismo trayecto al trabajo

Fotografía del logo de la empresa Google.
Fotografía del logo de la empresa Google. EFE

Google es uno de los principales inversores en Uber, la aplicación estadounidense de coches compartidos. Sin embargo, no ha querido quedarse ahí en esta modalidad de economía colaborativa y está empezando a probar su propia app para unir a conductores y pasajeros.

El gigante de internet está testando en Tel Aviv (Israel) un  método de transporte al trabajo alternativo a los tradicionales. La nueva aplicación tendrá por nombre RideWith y utilizará los mapas de navegación de Waze para desarrollar las rutas más utilizadas por los trabajadores para poner en contacto con conductores que hagan el trayecto hacia la misma dirección.

De esta forma, Google da utilidad a la israelí Waze, que adquirió hace dos años por cerca de 1.000 millones de dólares. La aplicación usa señales satélite de los smartphones para dar información a tiempo real.

"Estamos realizando unas pruebas privadas en el área de Tel Aviv, pero por el momento no tenemos nada más que anunciar", explicó la compañía a Reuters. Por lo que se ha avanzado, los conductores tendrán dos viajes limitados al día y no podrán tener un salario de RideWith, a diferencia del servicio Uber, donde los conductores pueden tener ingresos.

Según explica la agencia de noticias, este modelo de transporte podría desarrollarse en otros mercados ya que no tendría que pasar por el mismo bloqueo por el que pasa Uber en algunos países, sobre todo su enfrentamiento con el gremio de los taxistas. Waze asume que no podrá tener suficientes conductores para satisfacer la demanda inicial, pero a medida que crezcan, los pasajeros podrán ahorrar en el coste de carburantes.

Normas