Volatilidad en los mercados

¿Qué hago con mi dinero ante la crisis de Grecia?

Los expertos consideran que hay que aguantar el tipo y mantener la apuesta por la Bolsa

Solo si sale un ‘no’ en el referéndum habría que reconsiderar las inversiones

Un grupo de personas hace cola ante un cajero automático de un banco griego, en Atenas, tras la imposición de un corralito por parte del Gobierno.
Un grupo de personas hace cola ante un cajero automático de un banco griego, en Atenas, tras la imposición de un corralito por parte del Gobierno. Getty Images

Las imágenes de ciudadanos griegos haciendo cola ante los cajeros automáticos hacen saltar las alarmas de cualquier ahorrador. ¿Qué consecuencias tendrá para mí? ¿Podría llegar a pasar algo parecido en España? ¿Es el momento de vender mis fondos de inversión? ¿Qué hago con mi dinero?

El corralito de Grecia es el segundo que se produce en la Unión Europea en dos años (Chipre impuso restricciones en 2013) y transmite señales preocupantes sobre el proyecto común europeo. Sin embargo, los asesores financieros y gestores de fondos consideran que las repercusiones de lo que está pasando en el país heleno son muy limitadas, y dan como escenario más probable un resultado positivo en el referéndum del próximo domingo, lo que despejaría muchos interrogantes.


Dinero en efectivo

Si la mayor parte de su dinero está en cuentas corrientes o depósitos de bancos españoles puede estar totalmente tranquillo. Las limitaciones a la disposición de efectivo son un realidad circunscrita estrictamente a Grecia, y provocada por un endeudamiento desaforado y una dependencia absoluta de la financiación por parte de organismos internacionales (Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea, Banco Central Europeo...).

En España, la situación económica está controlada, el sector bancario está muy bien capitalizado (gracias, en parte, a la inyección de fondos comunitarios) y el Fondo de Garantía de Depósitos podría hacer frente a los problemas puntuales de cualquier entidad financiera.


Fondos de inversión

Lo sucedido en Grecia ha afectado a los mercados de renta fija y variable. Las Bolsas caen, las primas suben... lo normal. La semana pasada, cuando se daba por hecho un acuerdo entre el Gobierno heleno y la troika, ocurrió justo lo contrario, así que lo que pasó ayer no es sino retomar un punto de incertidumbre que los mercados habían descontado demasiado pronto.

“Creemos que en el referéndum va a salir un sí, lo que supondrá que el pueblo griego quiere permanecer dentro del euro”, explica José María Luna, asesor financiero en Profim. Si así fuera, “el dinero volvería a Grecia, se levantaría el corralito y los inversores volverían a mirar lo fundamentales de la economía europea, que apuntan a una sólida recuperación”. Su consejo para los propietarios de fondos de inversión es no alarmarse por las correcciones vividas ayer y mantener las posiciones.

“Si se cumple nuestro escenario central, un ‘sí’ en el referéndum del próximo domingo, será muy positivo, porque los griegos al fin se habrán retratado y se despejarán muchas dudas”, apunta José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta, en Abante Asesores.

Solo en el caso de que finalmente saliera un ‘no’ en la consulta del domingo, los expertos recomendarían adoptar medidas preventivas. “En ese caso, la renta variable europea sí que podría verse resentida, porque Grecia quedaría casi abocada a la salida del euro, y se generarían muchas dudas sobre el proyecto común europeo”, apunta José María Luna. “Si así fuera, sería recomendable reducir la exposición a Bolsa, o reconducirla a renta variable norteamericana. Los fondos de renta fija también se verían afectados porque los bonos periféricos se devaluarían”.


Bolsa

Todos los expertos consultados dan por hecho que, a pesar de la incertidumbre que genera el corralito, Grecia no saldrá del euro y las Bolsas europeas seguirán subiendo. El economista jefe de Andbank, Alex Fusté, explicaba ayer que la nueva situación ha hecho rebajar ligeramente sus objetivos de revalorización de las Bolsas europeas para el conjunto del año (un 5%) “pero los nuevo objetivos siguen aún estando por encima de los niveles actuales”.

Si el resultado del referéndum es afirmativo “se activará un tercer rescate, entrará liquidez, se recuperará paulatinamente la actividad económica de Grecia y los activos financieros, griegos y europeos, recuperarán rápidamente los niveles previos a este episodio”, explica.

José Ramón Iturriaga, gestor de Okavango Delta, va un paso más allá. “Creo que es un buen momento para tomar posiciones en Bolsa. Visto con un poco perspectiva, esta es una buena oportunidad de compra. A medida que se vaya cumpliendo el escenario central, la renta variable se irá recuperando”.

Como ejemplo de que el supuesto pánico es más ficticio que real, menciona la evolución del bono español. “Hace cuatro años, los problemas griegos hicieron que la prima de riesgo española superase los 600 puntos básicos. Ahora, sin embargo, el bono español tan solo se ha movido levemente [repuntó ayer poco más de 20 puntos básicos] y paga una rentabilidad de menos del 2,3%”, apunta.

También José María Luna, de Profim, defiende que los inversores que tengan una menor aversión al riesgo “pueden aprovechar el momento para aumentar su exposición a la renta variable”.

Normas
Entra en El País para participar