Negociación colectiva

El IEE reclama moderación salarial hasta no recuperar todo el empleo

El director general del IEE, Joaquín Trigo, y el presidente del IEE, José Luis Feito.
El director general del IEE, Joaquín Trigo, y el presidente del IEE, José Luis Feito.

“Cuando una sociedad tiene una tasa del paro del 27% (alcanzada en el primer trimestre de 2013) no hay posibilidad ninguna de reducirla que no pase por la moderación salarial”. Así de contundente se pronunció José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), cuando fue preguntado por el hecho de que una gran parte del empleo que se está creando en España es temporal y a tiempo parcial.

En primer lugar, Feito argumentó que la tasa de temporalidad es ahora más baja que cuando se inició la crisis. “Se crea mucho empleo temporal, pero también se destruye”, argumentó. Tras dos ejercicios consecutivos de caída de los salarios pactados en convenio (2012 y 2013), en 2014 repuntaron levemente y el acuerdo firmado entre sindicatos y patronal aboga por subidas moderadas hasta el 1% este año y un 1,5% el próximo ejercicio. Según los cálculos de Feito, España recuperará el nivel de PIB per cápita previo a la crisis en el último trimestre de 2015 o el primero de 2016, pero no quiso poner fecha a cuándo recuperará el nivel de empleo.

Otros servicios de estudios como Funcas o BBVA sí lo han hecho: el primero apuntaba a 2021 y el segundo lo retrasaba a 2025. Lo que supondría seis o diez años más. Antes de que llegue esa fecha, el presidente del IEE abogó por introducir otras medidas para tratar de impulsar el empleo (o frenar la destrucción de puestos de trabajo) en algunos sectores con escaso valor añadido. “Hay muchos trabajadores con un bajo nivel de productividad. Ese nivel profesional de baja cualificación está relacionado con bajos salarios”, apuntó Feito, que aprovechó esta argumentación para reclamar nuevas bajadas del salario mínimo interprofesional (SMI), fijado en 648 euros para este ejercicio. “El sueldo para los poco cualificados es un argumento que sirve para expulsarlos, ya que hay estudios que cifran en el 11% el número de despedidos como consecuencia del SMI”, apuntó. Feito también aprovechó su intervención para reclamar que el modelo salarial para poco cualificados emule al de Francia. “Allí, los trabajadores cobran 1.457 euros al mes, una cifra sensiblemente superior a la que cobran jóvenes y parados de larga duración, con un salario mínimo diferenciado”, señaló.

Normas