Mantiene los créditos de emergencia para la banca helena

El BCE no cierra el grifo a Grecia, pero da el primer aviso

Está dispuesto a tomar medidas decisivas para fortalecer la Unión Económica y Monetaria

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

En una reunión extraordinaria, los miembros del consejo del BCE han decidido mantener las líneas de liquidez de emergencia para los bancos de Grecia sin cambios. La medida puede no evitar el corralito, pero da algo de tiempo a la negociación.

El BCE no cierra el grifo a Grecia. El consejo de gobierno del banco ha mantenido una teleconferencia esta mañana en la que ha decidido no cerrar las líneas de liquidez de emergencia para la banca griega. La decisión del banco no es definitiva, y la entidad ha asegurado que está lista para reconsiderar su decisión en cualquier momento.

La alternativa, cerrar el grifo a este tipo de préstamos (conocidos por sus siglas en inglés, Emergency Liquidity Assistance, o ELA) habría supuesto el colapso de la banca griega, que desde hace semanas depende exclusivamente de los fondos inyectados por el BCE para paliar la salida de dinero de los depositantes, temerosos de una ruptura con Europa que atrape su dinero en el temido corralito. Con todo, no es seguro que la banca helena no se vea obligada a implantar controles de capitales, especialmente si las negociaciones siguen rotas.

 



Normas