15.000 clientes han demandado a 101 entidades

Vista para sentencia la macrocausa contra las cláusulas suelo

Los usuarios aspiran a que el fallo anule todas las cláusulas suelo hipotecarias. La jueza ha decidido mantener la demanda colectiva pese a la petición de la banca de revisar cada caso.

Juzgados de Plaza Castilla.
Juzgados de Plaza Castilla.

La macrocausa que enjuicia la validez o nulidad de las cláusulas suelo de todo el sector financiero español ha quedado vista para sentencia. Así lo fijó este miércoles la magistrada Ana María Gallego, titular del Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid que, tras algo más de dos meses de procedimiento, pone fin al juicio abierto por la demanda colectiva de 15.000 hipotecados representados por la asociación de usuarios de banca Adicae.

La causa contra las cláusulas suelo, que limitan el tipo de interés mínimo que paga el titular de una hipoteca, ha tardado cinco años en llegar a este punto y, de hecho, las 101 entidades financieras demandadas inicialmente son ya apenas tres decenas. BBVA, Novagalicia (hoy Abanca) o Cajamar ya se vieron obligadas a retirarlas de su cartera ante un fallo del Supremo que considera nula esta condición cuando no es transparente. El resto del sector se juega retirarlas con el inminente fallo.

Durante la vista previa de este miércoles, la jueza rechazó que se analice caso a acaso como habían planteado los letrados de algunas entidades al considerar que lo que se va a valorar es “la forma en que se introdujo la cláusula, si se hizo de forma transparente”, con “independencia de la situación personal de cada uno”, pues se trata de una acción colectiva y, por tanto, “abstracta”.

Los letrados de la banca solicitaron presentar el testimonio de empleados y clientes de las entidades a fin de probar que en la firma de las hipotecas se facilitaba la información pertinente, si bien la jueza consideró “inútil” esta aportación ya que no podrían “probar que se realizaron simulaciones porque lo declaren unos testigos”, recoge Efe.

Finalmente, la defensa de las entidades reclamó que se diferenciara qué demandantes tienen la consideración de consumidores, pues “algunos son particulares y empresas que no tienen esta condición”, lo que llevó a algunos demandantes a retirarse del juicio.

Adicae aspira a que una sentencia favorable a los demandantes obligue al conjunto de la banca a retirar las cláusulas suelo. Estas permanecen aún en un total de dos millones de hipotecas, según los cálculos de la asociación. Esta estima que su aplicación generan un “sobrecoste” medio de entre 200 y 300 euros a los clientes y una recaudación “ilegítima” de “entre 570 y 479 millones de euros” para el sector financiero cada año.

Normas