El gobernador del Banco de España pide que se complementen con planes privados

Linde asegura que no se puede garantizar en el futuro el nivel actual de las pensiones

Reconoce que será "difícil recuperar las ayudas que se dieron a la banca"

"Los incrementos salariales generales fueron un error total que solo conducían al despido"

Luis María Linde, gobernador del Banco de España
Luis María Linde, gobernador del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, afirmó este miércoles que una “mera aplicación” del sistema público de reparto “sin más esfuerzo” de modo privado “lleva de modo inexorable a una reducción de las pensiones a largo plazo”.

El gobernador del Banco de España aseguró en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados, donde compareció para presentar el Informe Anual 2014 de la institución, Linde destacó la necesidad de ser realistas sobre el futuro del modelo público de pensiones, un sistema que es “indispensable” y que no se puede “reemplazar por razones obvias”, pero que ha de afrontar el importante problema de la evolución demográfica. “Tenemos un problema demográfico muy claro, de caída muy brusca y profunda de los nacimientos y una mayor esperanza de vida”, explicó Linde, quien agregó que “eso no lo resuelve un Gobierno con una ni varias leyes”.

Así, indicó que esa situación “afecta al futuro de las pensiones”, para dejar claro que el sistema público de reparto “es imprescindible, ninguno otros sistema puede reemplazarlo por razones obvias”, pero “siempre que se pueda hay que ir a ahorrar más” por la parte privada, algo que “en modo alguno significa” que la parte pública deje de ser “la base del sistema”. El gobernador del Banco de España dijo la la parte privada de las pensiones es “muy pequeña y sería buena estimularla”, y consideró que no está justificada la “irritación” cuando hace este tipo de recomendaciones. De esta manera, Linde reiteró que el sistema público “debe ser completado, en la medida de lo posible, con aportaciones privadas”.

"Será difícil recuperar las ayudas a la banca"


El gobernador del Banco de España, Luis Linde, reconoció  que es “difícil” que los contribuyentes vayan a recuperar todo el dinero que se ha inyectado en el sistema financiero, si bien sí aseguró que se recuperará “una parte importante”.

Afirmó que se actuó correctamente en la inyección de ayudas a Bankia para tratar de “preservar la estabilidad financiera y fue correcto”. Linde insistió en que al Banco de España no le corresponde decidir cuándo se podrían realizar nuevas ventas de paquetes de Bankia, y que es cuestión del Gobierno valorar el mejor momento para recuperar la mayor cantidad de fondos inyectados. Por ello, el responsable del organismo regulador insistió en que “no puedo saber cuánto se recuperará”, si bien será “un parte sustancial e importante” pero “todo me parece difícil”. En este sentido, Linde recordó que el coste total del dinero inyectado en la banca se acerca a los 55.000 millones de euros y que, hasta el momento, se han recuperado entre 4.000 y 5.000 millones de euros.

En paralelo, aseguro que la economía española crecerá a una tasa del 3,1% de media en 2015, según las previsiones del Banco de España, tres décimas más que lo que lo estimado en marzo, ha dicho hoy el gobernador, Luis María Linde.

Linde ha anunciado  en su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, que el Banco de España publicará mañana su informe trimestral, que incluye un nuevo cuadro macroeconómico de previsiones, en el que se establece que tras el avance del 0,9 % de la economía en el primer trimestre del año, el PIB se podría acelerar hasta el 1 %, en el segundo.

Así, el crecimiento medio de la primera mitad del año, en términos anualizados, se habría situado cerca del 4%.

Por otro lado señaló  que los incrementos salariales generales han sido “un error total” en el que España ha incurrido, ya que sólo dejaban como solución el despido, y ha defendido que las negociaciones consideren las condiciones de cada empresa y sector.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, Linde ha dicho que “jamás” ha defendido que sea buena una bajada general de salarios, pero sí ha señalado que aplicar incrementos salariales generales, con independencia de la situación de las empresas y los sectores, ha provocado que la única “válvula de escape” fuera el despido y el desempleo.

“Hay que evitar subidas salariales que no tienen en cuenta la situación de la empresa”, ha afirmado.

Además, ha comentado que el incremento del consumo privado que está registrando en España indica que la situación salarial “no puede ser tan mala como se indica”.

Linde ha señalado la diferencia en costes de despido entre los contratos temporales e indefinidos, que genera el problema de la dualidad en el mercado de trabajo, y ha dicho que acercar y disminuir la distancia entre unos y otros es una idea “razonable”. No obstante, ha afirmado que ir a un contrato único “quizá” es imposible por una serie de razones técnicas.

Normas
Entra en El País para participar