Coyuntura turística

Las pernoctaciones hoteleras de españoles regresan a niveles de 2011

Los viajes y las estancias de visitantes nacionales crecen a un ritmo similar(6,5%)

Las pernoctaciones de franceses crecen un 14,7% y disparan los resultados de Cataluña

Turistas paseando por el centro de Málaga.
Turistas paseando por el centro de Málaga.

El turismo extranjero sigue creciendo con fuerza. En los cinco primeros meses del año han llegado a los principales destinos turísticos 22,5 millones de viajeros, lo que supone un 5,1% y anticipa un nuevo máximo histórico para este año. En ese mismo período, las pernoctaciones tan solo han crecido la mitad que las llegadas, con una progresiva caída de la estancia media.

Un pequeño deterioro que se ha visto más que compensado con la recuperación del turismo nacional, que ha crecido tanto en llegadas como en pernoctaciones. Los viajes de turistas nacionales, según la estadística del INE, han rozado los 17 millones, con un crecimiento anual del 6,6%, mientras que las pernoctaciones han crecido un 6,5% rozando los 37 millones. El cociente entre ambas cifras arroja una estancia media de 2,1 días, inferior a los 2,6 días de los que vienen de otros países.

En términos absolutos, las estancias de los turistas extranjeros siguen siendo la mayoría, ya que suponen el 62,1% del total de las pernoctaciones. Por mercados emisores hay dos protagonistas en la estadística. Reino Unido ya le roza los talones a Alemania como el principal mercado que abastece de clientes a los hoteles. Las pernoctaciones de los visitantes alemanes cayeron un 1,9% hasta los 14,4 millones, mientras que las de los británicos subió un 3,3 hasta los 14,3 millones. Si el análisis se realiza en términos relativos, el gran triunfador es Francia, que ha pasado de registrar 4,7 a 5,4 millones de pernoctaciones, lo que supone un incremento del 14,7%.

Y del buen tono del turismo francés, impulsado por el fuerte crecimiento del PIB en el primer trimestre, se ha visto beneficiada Cataluña, con un crecimiento del 5,1% respecto al mismo período de 2014. La cercanía de Cataluña respecto a Francia hace que más de la mitad de los visitantes franceses (el segundo más importante, ya por delante de Alemania en llegadas) escoja como destino Cataluña. Y la gran beneficiada ha sido Barcelona, con un avance anual, de un 5,8%.

Los precios encadenan catorce meses subiendo

Otro efecto del aumento de las llegadas y de las pernoctaciones de los visitantes extranjeros y nacionales es el incremento de precios hoteleros. Un indicador que se ha mantenido en negativo durante gran parte de los seis años de crisis y que comenzó a estar en terreno positivo a partir de abril de 2014. Desde esa fecha ha encadenado catorce meses en positivo, lo que muestra que la rentabilidad de los establecimientos hoteleros crece también con fuerza. Así se puede comprobar en la evolución de la rentabilidad media diaria en mayo. Este indicador bajó un 6,29% en 2009 y subió por debajo del 1% en 2010, 2011, 2012 y 2013. Ya en 2014, en paralelo a la recuperación económica, se incrementó un 3,61% y en mayo de este ejercicio lo ha hecho un 5,7%. Unos datos que utilizarán los sindicatos para reclamar mejoras salariales.

Normas
Entra en El País para participar