Momento clave en la negociación

Cómo proteger tus finanzas en el caso de la salida de Grecia del euro

Cómo proteger tus finanzas en el caso de la salida de Grecia del euro

Esta semana es clave para el cierre de la negociación con Grecia. El país heleno, Europa y los mercados necesitan un acuerdo o al menos un cierre de la situación que tras meses de negociación no ha conseguido más que aumentar el nerviosismo o como hemos visto en estos días disparar la prima de riesgo de países como España.

Lo más probable es el acuerdo, aunque se han disparado las posibilidades de una salida de Grecia del euro. Si se consigue lo primero, en términos firmes –que se acabe esta renegociación continua- la tranquilidad volverá a la Bolsa y a los mercados de Deuda, si no, entraremos en una dinámica de incertidumbre en la que los pasos firmes de la UE serán los que marquen el cierre e impacto de la misma.

En este caso nos centramos en que ocurrirá con Europa ya que el impacto para Grecia sí será mucho mayor. Lo esperado es un duro impacto inicial, pero corto, para, dependiendo de la respuesta de la UE, volver a la normalidad en un medio plazo aún desconocido. El reto de Europa estará en dar señales de que la salida de Grecia sería algo único que no volverá a ocurrir. No hay que olvidar que la adopción del euro como moneda común es, por diseño, irreversible y no existe ningún mecanismo establecido que permita el abandono.

Por todo ello, el reto estará en que se demuestre firmeza y avance para que quede claro que la salida futura de otros países no va a ser posible, lo cual será bueno para la construcción europea pero limitará la entrada al euro de nuevos países.

Cómo proteger tus finanzas en el caso de la salida de Grecia del euro

Bolsa y Fondos de Inversión

Con todo ello se abriría un espacio moderado de incertidumbre, muy dura los primeros días. Muchos expertos tenderán a apostar por inversiones como bolsa, deuda y especialmente divisas con posiciones de riesgo para buscar el máximo provecho a las más que previsibles grandes oscilaciones –bajadas y algunas subidas- que se darán en esos días, pero el más común de los inversores y ahorradores deberá optar la prudencia.

Esta prudencia debe trasladarse al que tenga posiciones abiertas en Bolsa o Fondos de Inversión a no dejarse llevar por el miedo. La apuesta es que la bajada es transitoria, y aunque el miedo es libre, las ventas deberían realizarse siempre que hayan sido planeadas y con motivaciones como tener grandes plusvalías.

Igualmente lo recomendable es ser prudente en las compras. Aunque creamos ver “chollos” en bajadas, puede que sólo sean el arranque de otras mayores. Por ello, pensemos en el largo plazo y no arriesguemos todas nuestros dinero, ya que podemos vernos atrapados, tardar en recuperar la inversión o perder mejores oportunidades por ello.

Depósitos y Deuda del Estado

En el caso de la inversión segura también hay que ser prudente, porque podemos encontrarnos con oportunidades más obvias. Los depósitos poco se moverán al alza, incluso lo contrario. Una de las posibilidades es que en esa reafirmación del BCE se intensifiquen los programas de compra de Deuda y se bajen los tipos de interés para a su vez mitigar subidas de prima de riesgo, con lo que no parece que vaya a ser buen momento para este tipo de productos.

Sí podemos encontrarnos alzas puntuales en Deuda Pública y algunas subastas del Tesoro de esta semana si pueden dar rentabilidades más atractivas y alejarse del interés negativo que hemos visto en las referencias a corto plazo. Podemos aprovechar esta oportunidad, especialmente en Letras del Tesoro y Bonos a Corto Plazo. Pero ante todo, siempre bien informados y asesorados. La prudencia y la información en momentos de incertidumbre, aunque su impacto se pronostique que no sea muy elevado, es fundamental.

Normas