Editorial

Industria española que vuela alto

El Salón Aeronáutico de Le Bourget, también conocido como el París Air Show, que se celebra en el primer aeropuerto que tuvo la capital francesa, es una de las exhibiciones más importantes del mundo y un verdadero termómetro de la temperatura del negocio de los sectores aéreo y espacial. Desde luego, es el campo de juego al que las compañías sacan sus nuevos productos con el objetivo de conseguir clientes, porque el componente más importante de Le Bourget es precisamente su carácter de feria. Así, es la cancha en que el gigante europeo Airbus y su competidor estadounidense, Boeing, dirimen un partido diario en forma de anuncios de nuevos contratos, como si de un marcador deportivo se tratara. Y esta edición, la 51, está resultando especialmente activa en pedidos, lo que a primera vista puede ser reflejo de la recuperación. Las compañías, además, utilizan la feria para desvelar planes y productos. Es el caso de Airbus, que a la vez que sigue dando pasos para superar la crisis del A400M tras el trágico accidente de Sevilla, ha aprovechado para desvelar algunos de los suministradores seleccionados para el nuevo Beluga XL, su gigantesco avión de transporte. La buena noticia es que de las cuatro anunciadas, dos son españolas, Aernnova y Aciturri, ambas en el máximo nivel Tier 1, lo que da idea de la potencia de la industria española del sector.

Normas