Tribuna

Estrategia europea para el mercado digital

Ante el debate de hoy del Consejo de Ministros de Telecomunicaciones de la UE sobre la propuesta de la Comisión Europea de crear un mercado único digital en la UE, hace unos días nos reunimos en Madrid con el sector de las TIC español: los principales operadores de telecomunicaciones, empresas y plataformas de comercio electrónico y representantes de los usuarios. Un encuentro organizado conjuntamente por la Comisión Europea y el Ministerio de Industria. Es importante que en paralelo con la negociación política sobre el paquete de medidas haya un contacto constante con todas las partes interesadas en toda la UE.

En los últimos años, la UE ha hecho mucho por mejorar la movilidad transfronteriza de los ciudadanos y las empresas y así completar nuestro mercado único. Pero es curioso que mientras eliminamos barreras en los mercados tradicionales, los digitales se hayan fragmentado, a tal punto que, más que un mercado digital europeo, tenemos 28 nacionales. Pese a diversos intentos, a Europa le ha faltado una estrategia única que abarque todos los aspectos del mercado digital.

Crear un mercado único digital es una de las diez prioridades de la Comisión Juncker. De ahí la decisión de poner al frente de este dossier a un vicepresidente, el estonio Andrus Ansip, para coordinar a los 12 comisarios que trabajan en ámbitos que afectan al mercado digital, es decir, no solamente el comisario del ramo, Günther Oettinger, sino los de Competencia, Consumo, Mercado Interior, Emprendimiento, etcétera.

En primer lugar, necesitamos un mejor acceso a los bienes y servicios en línea. El 57% de las empresas españolas dicen que empezarían a vender en línea a otros países de la UE –o venderían más– si las normas del comercio electrónico fueran las mismas en toda la UE. Necesitamos reglas simples y eficaces para empresas y consumidores –solo un 19% de los consumidores europeos se atreve a comprar en línea en el extranjero–. Las empresas que comercian a través de fronteras se enfrentan a la complejidad de los diferentes sistemas de IVA. La Comisión propondrá reducir esta carga. Hemos prometido un marco europeo moderno para los derechos de autor –haremos la propuesta este año– y queremos eliminar formas de geobloqueo incompatibles con el mercado único.

En segundo lugar, tenemos que avanzar hacia un mercado único de las telecomunicaciones. El Parlamento Europeo y el Consejo negocian las nuevas reglas propuestas en 2013 por la CE, que cubren el tema de la neutralidad de la red y aportarán avances sustanciales hacia la eliminación de las tarifas de itinerancia. Pero hay que ser ambiciosos. Necesitamos reglas del juego que se apliquen a todos por igual. Las redes y servicios digitales innovadores dependen de las redes de telecomunicaciones –fijas o móviles– proporcionadas por los operadores de telecomunicaciones. En 2016 vamos a proponer reformar el marco de telecomunicaciones y revisar la legislación de la UE sobre servicios audiovisuales y medios de comunicación.

Necesitamos también más inversión. Lo primero es crear las condiciones adecuadas para la inversión, adaptando el entorno legislativo. Pero la UE debe incentivar la inversión en innovación y en infraestructura. Por ejemplo, en el periodo 2014-2020, 20.000 millones de euros de fondos de la UE se destinarán a proyectos digitales. También podremos, desde otoño, utilizar el plan Juncker para financiar proyectos innovadores (en particular, a través de plataformas especificas de inversión para pymes innovadoras –para las que se han reservado unos 60.000 millones de los 315.000 millones que movilizará el plan Juncker–)

Si bien no hubo tiempo en nuestro encuentro de dedicar una sesión al big data y a la computación en la nube –innovaciones que tienen un gran potencial, pero carecen de escala en un mercado fragmentado–, sí lo hubo de hablar del papel de los Gobiernos en el desarrollo de la Administración electrónica (interconexión de registros empresariales, contratación electrónica y sistemas de firma electrónica interoperables). Derribar las barreras dentro de Europa podría aportar unos 415.000 millones suplementarios al PIB europeo y cientos de miles de nuevos puestos de trabajo. Si no queremos perder este tren hay que avanzar rápido. Por eso, la Comisión Europea quiere llevar a cabo las 16 acciones que plantea para el mercado digital europeo antes de finales de 2016. Espero poder volver a esta tribuna el próximo año con buenas noticias.

Linda Corugedo Steneberg es Consejera principal en la Dirección General de Redes de Comunicación de la Comisión Europea (DG CONNECT)

Normas
Entra en El País para participar