Esboza el plan estratégico y se planteará recuperar el dividendo

Sacyr analizará compras en EE UU y en el área industrial

Irá a por mayores obras y concesiones para ganar volumen

La empresa toma impulso con los 1.800 millones captados con la venta de Testa

Vista general de las obras de ampliación del canal de Panamá que está realizando Sacyr.
Vista general de las obras de ampliación del canal de Panamá que está realizando Sacyr. EFE

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha afirmado esta mañana en su discurso ante la junta de accionistas que se plantea adquisiciones en EE UU para acelerar el desarrollo de la compañía en un mercado que califica de estratégico. Además, Sacyr también tanteará oportunidades de crecimiento inorgánico en el área de construcción industrial.

Manrique ha esbozado las líneas maestras de un nuevo plan estratégico que toma impulso gracias a los 1.800 millones captados con la venta de Testa. El primer ejecutivo del grupo ha recordado que la deuda neta caerá en 1.700 millones por la citada desinversión. Al hilo de este movimiento, Manuel Manrique espera que la compañía siga mejorando su ratio de ebitda frente a la deuda para disputar proyectos de construcción y concesiones de mayor calado. De momento, la empresa aspira a su primera concesión en EE UU, participando en un concurso en Colorado, y ha presentado oferta para un proyecto de desalación.

Más cerca de volver al pago de dividendos

Ante la pregunta de distintos accionistas, el presidente de Sacyr ha avanzado que planteará la recuperación del dividendo en efectivo si la desinversión en Testa y la situación del grupo avanza según los previsto. La compañía ha captado 1.800 millones y suprime 1.688 millones de deuda, lo que refuerza el balance y da pie a que el consejo estudie el reparto de una parte a los accionistas.

Sacyr volvió a beneficios el año pasado, cuando ganó 32 millones pese al efecto de la reforma energética en España. Sin este último impacto, ha recordado el presidente de la compañía, el resultado neto se habría acercado a los 120 millones.

El objetivo de Sacyr es que el negocio internacional pese un 75% en la facturación frente al 49% actual. La empresa trabaja ahora en reforzar sus departamentos de gestión de riesgos y control de costes. El plan estratégico incluye el salto de la división de servicios a Europa y Latinoamérica; la captación de obras de calado para la constructora; la búsqueda de proyectos concesionales en el sur de América, Italiay EE UU, y el citado reforzamiento del área de construcción industrial. "La venta de Testa nos hace dueños de nuestro destino y nos permitirá transformarnos", ha afirmado el presidente Manrique.

Respecto a la recién acordada venta de la patrimonialista, ha destacado que se cierra con una prima considerable y que espera "un retorno claro para los accionistas". La operación abrirá la posibilidad de recuperar el dividendo.

El discurso ante la junta también ha dedicado tiempo a solicitar la reactivación de la inversión pública en España.


Normas