El nuevo accionista de la filial española de Eon recupera la antigua marca

Eon ha muerto, viva Viesgo

El nombre de Viesgo recoge "los valores de la compañía", según Antoñanzas

Ha sido seleccionado entre cientos de opciones

El equipo directivo prepara un plan estratégico para la nueva etapa

Un operario pintando la nueva marca.
Un operario pintando la nueva marca.

Los nuevos accionistas de Eon España, el fondo de infraestructuras australiano Macquarie y Wren House Infraestructure, del fondo soberano de Kuwait, han rebautizada a la eléctrica cántabra con el nombre de Viesgo. Una marca que devuelve a esta centenaria compañía, nacida en 1906, a sus orígenes, a la antigua Electra de Viesgo, una pequeña eléctrica asociada a la central hidráulica Puente Viesgo, en Cantabria, y la línea de 25 kilómetros que unía esa localidad con Santander. La compañía llegó a manos de Endesa a principios de los años 90, tras comprársela al Banco Santander; pasó a la italiana Enel en 2002 y, ya en 2008, al grupo alemán Eon dentro del proceso de opas sobre Endesa que protagonizaron las dos energéticas europeas.

En el contrato de venta de los activos españoles de Eon, una operación que se cerró el 25 de marzo por 2.500 millones de euros tras el concurso abierto a mediados de 2014, se acordó la devolución rápida de la marca a los alemanes, lo que ha obligado a los responsables de la nueva Viesgo ha diseñar en muy poco tiempo la nueva imagen corporativa. El consejo de administración de la eléctrica analizó el martes cuatro opciones (previamente se habían estudiado 300) y finalmente se decantó por Viesgo.

En 25 años, la antigua Electra de Viesgo ha pasado por tres manos:  Endesa, la italiana Enel y la alemana Eon

    Durante una primera presentación de la marca en Madrid ante 200 empleados, Miguel Antoñanzas, que ha sido ratificado en su cargo de presidente y consejero delegado, la calificó como "un nombre propio, único y diferenciador, que retoma los orígenes de la compañía con una aspiración renovada y moderna" que "refleja sus valores". Para ello se han tenido en cuenta "aspectos legales, creativos y estratégicos", por ejemplo, que se trata de una marca ya registrada por el grupo, con sus correspondientes dominios en internet. Visualmente, el nombre aparece rodeado de una nube de partículas que "simbolizan el los puntos de luz y que trasladan -según la compañía- el concepto de impulso y movimiento hacia el futuro".

Antoñanzas anunció que el equipo directivo está trabajado en un nuevo plan estratégico que permita a Viesgo adaptarse a los cambios y que se lanzará este año, "en un plazo razonable". Con un millar de empleados en España y Portugal y 650.000 clientes de luz y gas, la eléctrica cántabra integrada en Unesa opera en el mercado regulado de la distribución, en generación y comercialización de electricidad y gas. Cuenta con una red de 33.000 kilómetros y una potencia instalada de 4.150 MW de energía convencional y renovable.

Macquarie European Infraestructures, con un 60% del capital de la antigua Eon España (Wren tiene el otro 40%), gestiona inversiones en más de cien negocios de infraestructuras en todo el mundo, lo que supone una gestión de un total de 76.000 millones. Su tiempo medio de inversión en las sociedades en las que participa es de 10 años.

 

Normas