La factura multidivisa: precauciones en pymes y autónomos

Las pymes ven en las exportaciones una salida para sus productos y servicios. Poder expandirse a otros mercados aumenta la riqueza de las empresas españolas. Sin embargo, se deben tener determinadas precauciones a la hora de facturar con países con una moneda diferente al euro, a través de lo que se conoce como facturas multidivisas.

La factura multidivisa: precauciones en pymes y autónomos

Las exportaciones están siendo una parte fundamental de las ventas de las pymes españolas. Pero además, se prevé que estas ventas de productos al exterior aumenten, ya que solo el 20% de las pequeñas y medianas empresas en España exporta.

El comercio exterior genera riqueza para las pymes, y la posibilidad de abrir nuevos mercados y expandirse. Esto, a su vez puede traducirse en nuevos puestos de trabajo, mayor consumo, etc. Pero también se generan nuevos procesos internos de trabajo para las empresas. En el caso de exportar a países con diferente moneda, se generan conflictos con el tipo de cambio y nuevas formas de trabajo para evitar estos conflictos. La empresa que comience a exportar puede encontrarse con un nuevo concepto, como es la factura multidivisa

Cambios de moneda en la facturación

Cuando una empresa española vende productos a otros países con la misma moneda, no hay problema. Si, por el contrario, la moneda es distinta, se debe acordar en cuál de ellas se hace la transacción. Si, por ejemplo, una pyme española vende productos a Estados Unidos, deberá emitirse una factura en dólares. Esta factura debe contener el código de la moneda en la que se está facturando. Además, este tipo de transacciones deben realizarse con un tipo de cambio. Normalmente se usa la moneda del país de la empresa que hace la factura como referencia. Pero además los tipos de cambio varían de un día para otro, por lo que se debe prestar especial atención a la hora de realizar la factura, consultándolo en la web de Banco de España.

Herramientas que facilitan la gestión

El Plan General de Contabilidad da la opción de llevar la contabilidad de una empresa en una moneda diferente al país donde se pagan los impuestos, sin embargo, las cuentas anuales se deben presentar en la moneda del país en el que se tributa. Por esta razón, la facturación multidivisa debe estar correctamente especificado para evitar posibles problemas a la hora de declarar o presentar cuentas de la compañía. Existen determinados programas de facturación, donde se incluyen, dentro de sus modalidades de comercialización, la opción de de generar facturas multidivisa de forma directa, sin que el empresario tenga que preocuparse de presentar el cambio. Este tipo de herramientas facilitan la gestión y evita los fallos de facturación.

Normas