Las formaciones de izquierda alcanzan un pacto

Ribó, de Compromís, será el nuevo alcalde de Valencia

Los portavoces municipales de Compromís, Joan Ribó (izquierda), y el PSPV-PSOE, Joan Calabuig.
Los portavoces municipales de Compromís, Joan Ribó (izquierda), y el PSPV-PSOE, Joan Calabuig. EFE

El PSPV-PSOE ha anunciado hoy que apoyará al portavoz de Compromís, Joan Ribó, como próximo alcalde de Valencia y ha mostrado su disposición a formar parte del futuro equipo de gobierno municipal y conseguir el “cambio progresista” que demandan los ciudadanos.

Así lo ha asegurado hoy el candidato socialista a la Alcaldía de Valencia, Joan Calabuig, tras mantener una reunión con el alcaldable de Compromís, Joan Ribó, para tratar sobre el futuro gobierno de la ciudad de Valencia, que también apoyaría València en Comú, la marca local de Podemos.

El acuerdo entre Compromís (9 concejales), el PSPV-PSOE (5) y València en Comú (3) permitirá sumar los 17 ediles que suponen la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Valencia, donde el PP tendrá, tras las elecciones del 24M, 10 y Ciudadanos, 6.

Tanto Calabuig como Ribó han manifestado a los periodistas que este acuerdo en el Ayuntamiento de Valencia no está condicionado por las negociaciones que mantienen el PSPV-PSOE, Compromís y Podemos sobre el próximo gobierno de la Generalitat.

Tras una reunión de algo más de una hora, la primera que celebraban los dos portavoces municipales tras las elecciones del 24 de mayo, ambos han destacado que el encuentro se ha desarrollado en un “ambiente constructivo y positivo” y han mostrado su voluntad de conformar un “gobierno progresista”.

Calabuig ha asegurado que a día de hoy no contemplan “otra opción de Gobierno” que la de apoyar la lista de Ribó, porque la voluntad de los valencianos es “un cambio progresista” y ha indicado que es “perfectamente posible un gobierno equilibrado, serio y abierto al diálogo con todos los sectores de la sociedad”.

“El PSPV-PSOE tiene plena voluntad” de formar parte del futuro Gobierno del Ayuntamiento de Valencia junto con Compromís y València en Comú, ha dicho Calabuig, quien ha agregado que han expresado “claramente” que la fuerza mayoritaria debe ser la que encabece el cambio progresista.

Por su parte, Ribó ha advertido a las personas que “pudieran estar preocupadas” por que en Valencia no se llegue a un acuerdo, “que no se preocupen”, y a aquellas “que están deseando, que alguna hay -en referencia a Rita Barberá-, que no se llegue a un acuerdo en Valencia” que “lo sentimos, pero no se van a realizar sus deseos”.

“Llegaremos a un acuerdo para cambiar esta ciudad y lo haremos la semana que viene”, ha dicho Ribó, quien ha explicado que ahora empezaran a hablar de cómo hacer un “gobierno a tres bandas, pero no un reino de taifas en el que cada uno tenga su cachito”.

Preguntados por si este acuerdo en el Ayuntamiento está condicionado por las negociaciones que mantienen el PSPV-PSOE, Compromís y Podemos sobre el próximo gobierno de la Generalitat, Ribó ha dicho que Valencia “ha conseguido los suficientes grados de libertad para que nos pongamos a negociar y avancemos en este tema independientemente de otros temas.

“La alcaldía es una cosa muy mecánica y debe constituirse el día 13 de junio, no tiene más alternativas, y en la Generalitat hay más posibilidad, es un proceso más largo y las dinámicas y las formas de negociar también son distintas”, ha explicado Ribó.

Por su parte, Calabuig ha señalado que hay “un camino en el que vamos a seguir avanzando independientemente de otras situaciones”, aunque ha indicado que lo “lógico” es que cuando ha habido una voluntad de cambio “trabajemos junto con la fuerza que haya sido mayoritaria y seamos respetuosos”.

“Todos los votos valen igual, no hay votos de primera y de segunda, esa es la aritmética que se debe aplicar”, ha señalado Calabuig, quien ha señalado que Valencia “no es un cromo del coyote, sino una opción importante y vamos a actuar con responsabilidad”.

Normas