Pacto postelectoral en la Comunidad de Madrid

Al pacto PP-Ciudadanos en Madrid solo le faltan matices

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, junto al candidato de Ciudadanos, Igancio Aguado.
La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, junto al candidato de Ciudadanos, Igancio Aguado.

El candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, José Manuel López, afirmó este jueves que Ciudadanos “se está convirtiendo en la muleta del bipartidismo” en España. En declaraciones en la Asamblea de Madrid sobre el principio de acuerdo PP-Ciudadanos para gobernar la Comunidad, López criticó la estrategia de Ciudadanos “del cambio total para que nada cambie”, en la que, dijo, “acabará gobernando en Andalucía el PSOE de los ERE y en Madrid el PP de la Púnica”.

Por su parte, la candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el cabeza de lista de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, avanzaron este miércoles que en la reunión que mantuvieron por la tarde se llegó a un “principio de acuerdo” respecto al pacto por la regeneración que la formación naranja ha puesto sobre la mesa como condición para apoyar la investidura de Cifuentes como presidenta autonómica, pero precisaron que aún faltan por cerrar cuestiones de “matiz”.

La alcaldesa en funciones de Pozuelo de Alarcón y exconsejera del gobierno autonómico, Paloma Adrados, fue elegida este martes presidenta de la Asamblea de Madrid con mayoría absoluta, gracias al apoyo de Ciudadanos a su candidatura, propuesta por el PP.

Sin embargo, el cabeza de lista de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, separó este martes el acuerdo al que llegó la formación naranja con el PP para la constitución de la Mesa de la Asamblea del apoyo a la investidura de Cristina Cifuentes para lo que hay que seguir hablando. “Hemos querido separar muy bien lo que es un tema técnico de la Asamblea de posibles acuerdos de investidura, que son acuerdos posteriores”, afirmó Aguado, tras la elección de la popular Paloma Adrados como presidenta de la Asamblea de Madrid.

El portavoz de Ciudadanos explicó que el lunes presentaron a Cifuentes el documento de regeneración, que tuvo una “buena acogida”, lo cual les “alegra”, aunque apuntó que “hay que seguir profundizando en ese documento, ver si lo firman”. “Y en función de esa decisión profundizaremos en otra serie de políticas económicas o sociales de cara a una abstención o voto a favor de la investidura”, concluyó.

Por su parte, la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, sostuvo que los nuevos registros y peticiones de documentación en varios municipios de Madrid dentro del caso Púnica no cambian la situación de su grupo parlamentario y no deben afectar a las negociaciones con Ciudadanos.

Al término del pleno de constitución de la Asamblea de Madrid, Cifuentes se expresó así tras las preguntas de los periodistas sobre la advertencia del líder autonómico de Ciudadanos, Ignacio Aguado, de que si hay imputaciones en la lista del PP se bloquearán las negociaciones sobre el Gobierno autonómico.

“No podemos estar levantándonos cada mañana o semana con noticias de registros en Ayuntamientos, es insostenible”, indicó Aguado tras conocerse que la Guardia Civil solicitó documentación sobre los trabajos que pudieron llevar a cabo empresas relacionadas con la trama en municipios de Madrid y Valencia.

Las actuaciones conocidas hoy no cambian la situación de su grupo parlamentario, apostilló Cifuentes, que entiende que las conversaciones y negociaciones “deben de seguir en los mismos términos”.

Las dimisiones el jueves pasado de la consejera de Educación, Lucía Figar, y del consejero de Presidencia y de Justicia, Salvador Victoria, imputados también en la trama corrupta Púnica, parecen haber allanado el camino hacia el pacto entre el PP y Ciudadanos. La formación liderada por Albert Rivera hizo de la “regeneración democrática” uno de los ejes fundamentales de su campaña electoral y una de las líneas rojas para negociar con los demás partidos.

Cifuentes, cuya candidatura conquistó 48 de los 129 escaños, pide la ayuda de Aguado, que se hizo con 17 escaños. Justo el número de apoyos que Cifuentes necesita para lograr mayoría y suceder a Ignacio González. De esta forma cortaría el paso a Gabilondo, candidato de la segunda lista más votada, la del PSOE, que obtuvo 37 escaños.

Normas