El mercado espera que conserve su producción actual

La OPEP mantendrá el pulso

Plata petrolífera.
Plata petrolífera.

Los representantes de los 12 estados miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) empezaron ayer en Viena un seminario que terminará con una reunión ministerial. El mercado espera que el poderoso cártel decida mantener su producción de petróleo en los 30 millones de barriles de crudo al día actuales. En noviembre, la decisión de seguir produciendo oro negro al mismo ritmo, a pesar del exceso de oferta en el mercado, aceleró el desplome del precio del petróleo. Entonces, los miembros más influyentes de la OPEP, los países del Golfo con Arabia Saudí a la cabeza, prefirieron no proteger el precio del crudo para ganar a cambio cuota de mercado ante los productores más caros y menos eficientes como Rusia o las empresas de la revolución del shale oil en Estados Unidos. Esta estrategia parece seguir siendo claramente la apuesta del reino saudí. Estas son las claves del encuentro cuyas conclusiones se conocerán el viernes.

¿Quiénes forman parte de la OPEP y qué van a decidir el viernes?

La organización está compuesta por Argelia, Angola, Ecuador, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Catar, Arabia Saudí, Emiratos Árabes y Venezuela. Su encuentro es el primero al más alto nivel de los 12 países que forman el cártel desde la reunión que celebraron el 27 de noviembre pasado. Mañana decidirán si mantienen o no su producción. Un objetivo oficial que, en todo caso, suelen sobrepasar. De hecho, en mayo la OPEP alcanzó un récord de producción en dos años y medios al situar su producción en los 31,22 millones de barriles diarios.

¿Qué espera el mercado de la reunión de la OPEP?

Ninguna novedad sustancial. Desde Barclays señalan que la decisión de la OPEP de mantener su producción en noviembre fue seguida por una cierta recuperación de la demanda de crudo y por una reducción de la producción de petróleo de los países que no forman parte de este grupo, lo que ha aumentado su cuota de mercado. Es decir, al influyente grupo le está saliendo bien la jugada. Por eso, los expertos de la firma británica señalan que “un cambio de política de la OPEP es altamente improbable”.

Por su parte, los expertos de Nomura afirman en un reciente informe que la determinación de Arabia Saudí de proteger su cuota de mercado “no muestra ningún signo de cambio a pesar de las consecuencias fiscales para el reino”. Por eso, los expertos de la firma nipona creen que la OPEP seguirá produciendo 30 millones de barriles al día.

¿Afectará la decisión que tome la OPEP al precio del petróleo?

Es muy posible.Desde los máximos de junio del año pasado hasta los mínimos de enero, el precio del crudo cayó un 60%. Desde entonces, se recupera un 37,4%. El barril de crudo Brent cotiza a 64 dólares. Los expertos consultados señalan que en el mercado del crudo existe una sobreoferta de unos 2 millones de barriles al día. Esta decisión de la OPEP presionaría a la baja el precio del crudo, de forma que varios bancos de inversión como Goldman Sachs esperan que vuelva a caer en el segundo semestre porque “el reciente rally es prematuro teniendo en cuenta los fundamentales y las previsiones actuales del crudo”. Por su parte, Asoka Wöhrmann, director de inversiones de Deutsche Asset & Wealth Management, considera que “la recuperación del precio del petróleo perderá fuerza”.

También dentro de la industria del petróleo hay voces que comparten esta tesis.Ayer, el consejero delegado de BP, Bob Dudley, afirmó que espera “cierta debilidad” del precio del crudo en el segundo trimestre del año. En esta misma línea, Saurabh Lele, analista de materias primas de Loomis Sayles, cree que “el nuevo acuerdo de la OPEPpondrá un suelo en el precio del petróleo, mientras que el suministro desde EEUU y Canadá pondrá un techo”.

¿Qué pasará conIrán a un mes de un posible acuerdo con Occidente?

El 30 de junio es la fecha tope entre el G5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) e Irán para alcanzar un acuerdo sobre su programa nuclear que, en caso de concretarse, eliminaría progresivamente las sanciones a la exportación de petróleo del país persa. La situación de Irán también ocupará una parte importante de la reunión de la OPEP. Los expertos de Citi señalan que el país persa suele ser el más proclive a recortar la producción, para así proteger el precio del crudo, pero estiman que por su situación actual es previsible que mantenga una actitud menos beligerante. “El país espera que su producción crezca considerablemente el próximo año por la suspensión de las sanciones y, si confía en que la OPEP haga un hueco para ese incremento y en evitar una guerra de precios dentro del grupo, pedir ahora recortes de producción sería, como poco, imprudente”, señalan los expertos del banco estadounidense.

En todo caso, el impacto sobre el mercado del hipotético acuerdo entre Irán y Occidente no llegará hasta el próximo año, recuerdan los expertos.

¿Cómo afectará a la Bolsa que la OPEP mantenga su pulso?

En realidad, el encuentro de la OPEP de este viernes mantendrá en cierta forma el status quo en el mercado. Por tanto, no es de esperar un gran impacto sobre las Bolsas. El año pasado, las compañías petroleras anotaron fuertes descensos de la mano del desplome del crudo, al tiempo que las aerolíneas despegaron. Con el rebote del precio del oro negro en los últimos meses, petroleras y empresas relacionadas con los proyectos de energía se han ido reponiendo en Bolsa. Es poco probable que tras el encuentro de la OPEP esta tendencia cambie abruptamente, aunque el crudo podría corregir en el medio plazo. En este contexto, los expertos de Morgan Stanley incluyen a las petroleras Total y Statoil entre sus preferencias para invertir en Bolsa.

¿Qué otros factores determinarán la evolución del precio del crudo?

Además de la postura que adopte la OPEP y de las negociaciones finales entre Irán y Occidente, hay otros factores que influirán en el mercado del petróleo.De esta forma, la inestabilidad geopolítica en Oriente Próximo y las posibles interrupciones de la producción de crudo provocarían alzas del precio del barril, mientras que la hipotética reapertura de plataformas de extracción de petróleo en EE UU por la reciente subida del precio de este activo y la esperada fortaleza del dólar abaratarían el oro negro.

 

Normas