Emprender un negocio de millones tras una lesión de larga duración

En EE.UU crece el número de pequeñas empresas online que, dependiendo únicamente del trabajo de sus propietarios, han llegado a generar millones de dólares. Este es el caso de una de ellas, cuyos ingresos han alcanzado cifras de siete dígitos, generados tras una lesión deportiva.

Emprende un negocio online de millones de dólares

En la revista Forbes, Elaine Pofeldt comparte la historia del ex jugador de fútbol profesional Lewis Howes, a quien una seria lesión de muñeca le supuso el final anticipado de su carrera en 2008, y el comienzo de una nueva experiencia millonaria como emprendedor.

"Estaba destrozado, postrado en el sofá de mi hermana durante año y medio, recuperándome de mi operación", recuerda. "Con el brazo inmovilizado, no podía hacer nada".

Howes decidió aprovechar el tiempo investigando nuevas ideas sobre cómo lanzar un negocio en Internet, aprendiendo de personas influyentes que seguía atentamente en la red. "Hice un seguimiento de tanta gente como pude, entre aquellos que me servían de inspiración", afirma. Decidió experimentar con la venta de un producto y escribió su propio libro, LinkedWorking: Generating Success on the World’s Largest Professional Networking Website. Consiguió reunir a 30.000 seguidores en LinkedIn.

"Se me daba francamente bien conectar con los demás y averiguar qué necesitaban para sus negocios", señala.

El libro se empezó a vender, y Howes comenzó a hacer trabajos de cambio de imagen para perfiles de LinkedIn a clientes privados. Pero pronto se dio cuenta de que no obtendría suficientes ingresos de esa manera. Con el fin de ampliar su actividad, se inició como instructor en seminarios online de estrategias avanzadas de LinkedIn destinadas a candidatos de empleo. Cuando en 2009 ganó 6.300 dólares con el primero de ellos, que contó con cerca de 500 asistentes, pudo alquilar una habitación en casa de su hermano por 250 dólares al mes. "Me puse a saltar de la emoción", dice Howes. "Fue como una revelación de lo que podía conseguir".

Howes entró a formar parte de un sector creciente de estadounidenses que gestionan empresas muy pequeñas capaces de generar un millón de dólares, y que se basan principalmente en el trabajo de sus propietarios. La Oficina del Censo ha descubierto recientemente que en EE.UU tan solo había 433 ‘Information Businesses’ - categoría de negocio que incluye sitios web de publicidad y difusión de vídeos - cuyos empleados eran los mismos propietarios y que en 2013 sumaron entre 1 y 2,5 millones en volumen de ingresos.

Así, fue ampliando el negocio de los seminarios online, y desarrolló un curso de formación para enseñar a impartir dichos seminarios. Su compañía generó 1 millón de dólares el primer año, principalmente por la venta del curso, que se promocionaba al final del seminario web gratuito. El segundo año, el negocio generó 2 millones y decidió venderlo hace un par de años cuando la cifra de la oferta alcanzó los siete dígitos.

"Ya estaba un poco quemado de tanto explicar una y otra vez cómo configurar un perfil de Linkedin", afirma. "Después de un tiempo me resultaba un tanto aburrido".

Howes decidió entonces probar algo nuevo y lanzó School of Greatness, de podcasts gratuitos, que lanzó online en enero de 2013. En la actualidad registra unas 350.000 descargas al mes y ha contado con invitados como Tony Robbins, Tim Ferriss y Arianna Huffington. A través de ‘Facebook marketing’, donde invierte 1,200 dólares al día, y a promociones en otras redes sociales, además de un link de su web en iTunes store, atrae a los clientes potenciales a su página web. En ella se pueden adquirir sus cursos: Video Traffic Academy, para aprender a aumentar el tráfico web con vídeos; fbinfluence 2.0, que muestra cómo sacar el máximo partido de Facebook; y LinkedInfluence, que instruye sobre cómo utilizar LinkedIn para conducir el tráfico a una página web de empresa o de red. Con cerca de 5.000 dólares en ventas diarias, espera que sus ingresos rocen las siete cifras este año.

Se podría pensar que trabaja a tiempo completo para sacar todo esto adelante. Pues no es así. A sus 30 años, el emprendedor, con residencia en Los Angeles, es miembro del Equipo de Balonmano de EE.UU., que tiene la intención de competir en los Juegos Olímpicos de 2016. Gracias a la forma en que ha estructurado su negocio - con trabajos de ‘outsourcing’ como edición e investigación - ha hecho que eso sea posible.

"Mi objetivo ha sido en primer lugar proyectar mi vida como a mí me gusta", comenta. Eso incluye tener tiempo para estar con los amigos y hacer ejercicio. "Me aseguro de que mi negocio funcione para poder permitirme mi estilo de vida, ganar dinero y ayudar a los demás".

Normas