Cambia a los segundos niveles

BBVA da un nuevo giro a su organigrama

Nueva sede operativa de BBVA en el barrio de las Tablas de Madrid
Nueva sede operativa de BBVA en el barrio de las Tablas de Madrid

Los cambios en el organigrama de BBVA siguen aunque ahora desciende a segundos y terceros niveles, tras el giro radical dado el pasado 4 de mayo con la salida de Ángel Cano como consejero delegado, que fue sustituido por Carlos Torres, y el nombramiento de 11 cargos nuevos, casi todos vinculados a la digitalización del banco, el objetivo prioritario de su presidente, Francisco González. El viernes los responsables de la entidad financiera anunciaron el nombramiento de Jorge Sáenz de Azcúnaga Carranza, hasta ahora director territorial de la dirección territorial Norte (País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja y Aragón) como número dos de Vicente Rodero.

Sáenz de Azcúnaga se incorpora así al equipo de Country Networks dependiendo de Rodero, como director de negocio de España, Turquía y Estados Unidos, un puesto clave en la cuenta de resultados del banco, lo mismo que el de Ignacio Lacasta también depende de Rodero, que se encarga de América del Sur y México, la principal fuente de ingresos del grupo. Precisamente el jueves la filial mexicana de BBVA, Bancomer, nombró a Eduardo Osuna director general de la entidad en sustitución de Rodero, quien ha dejado este cargo para regresar a España.

Peio Belausteguigoitia Mateache, hasta ahora director territorial de la zona Este (Valencia, Murcia y Baleares), es el nuevo responsable de la territorial Norte. Le sustituye en la territorial Este Alberto Charro Pastor, que era hasta ahora director de BBVA Portugal. Este país pierde peso en el grupo y deja de ser un país considerado una filial unida a España en el organigrama para pasar a integrarse en la unidad de desarrollo de negocio de BBVA España, dependiendo de Antonio Uguina, de banca de empresas y corporaciones. Luis Castro Almeida, hasta ahora director de desarrollo de negocio de BBVA Portugal, asciende a director de Portugal, aunque esta filia, ha quedado muy mermada tras el cierre de gran parte de sus oficinas.

Normas