Normalización de las relaciones entre Cuba y EE UU

Cuba sale de la lista de los países terroristas elaborada por EE UU

El Congreso no ha presentado ninguna ley para revocar la decisión de Barack Obama

Cuba formaba parte de la lista de países patrocinadores del terrorismo desde 1982

El presidente de Cuba, Raúl Castro.
El presidente de Cuba, Raúl Castro.

Hubieran podido revocar la decisión tomada en abril por Barack Obama de sacar Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo. Tenían 45 días para presentar un proyecto de ley en este sentido, pero los miembros del Congreso de EE UU no lo han hecho. Así, transcurrido este plazo, el Departamento de Estado ha anunciado que Cuba ha salido oficialmente este viernes de dicha lista, que elabora cada año el Gobierno estadounidense y en la que estaba desde 1982.

El secretario de Estado, John Kerry, “ha tomado la decisión final de rescindir la designación de Cuba como un Estado patrocinador del terrorismo, que entra en vigor hoy, 29 de mayo de 2015”, ha indicado en un comunicado el portavoz del Departamento, Jeff Rathke. La evaluación realizada por el Departamento de Estado a petición de Obama concluyó que Cuba “cumple con los criterios legales” para abandonar esa lista, añadió.

El portavoz matizó que EE UU sigue teniendo “importantes preocupaciones y desacuerdos sobre una amplia gama de políticas y acciones de Cuba”, pero que están “fuera de los criterios pertinentes para la rescisión de la designación como Estado patrocinador del terrorismo”.

El pasado 14 de abril, tras su histórica reunión con el presidente cubano, Raúl Castro, celebrada en Panamá durante la Cumbre de las Américas, Obama anunció su decisión de eliminar a Cuba de esa lista, en la que estaba junto con Irán, Sudán y Siria. En un mensaje enviado entonces al Congreso, Obama certificó que el Gobierno de Cuba “no ha proporcionado ningún apoyo al terrorismo internacional durante los últimos seis meses” y ha expresado “garantías de que no respaldará actos de terrorismo internacional en el futuro”.

Las razones de Washington para mantener hasta ahora a Cuba en la lista eran su presunta acogida a miembros de la organización terrorista ETA, de las FARC y a algunos fugitivos de la Justicia estadounidense.

Cuba reclamaba desde hace años salir de esa lista negra y la revisión de su designación como país patrocinador del terrorismo formó parte del histórico acuerdo anunciado por Obama y Castro en diciembre pasado para la normalización de las relaciones bilaterales. La presencia de Cuba en esa lista era uno de los mayores obstáculos para la normalización y la reapertura de embajadas en Washington y La Habana. Los dos países cerraron el pasado viernes su cuarta ronda de negociaciones en Washington con el mensaje de que esa reapertura está “mucho más cerca”.

¿Quién forma parte de la lista?

La inclusión en la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que ya solo permanecen Irán, Sudán y Siria, implica sanciones que contemplan restricciones de ayuda internacional por parte de Estados Unidos, prohibición de venta de armas, control sobre las exportaciones y otras medidas de tipo financiero.

Los dos primeros países en ser incluidos en esta lista fueron Yemen del Sur y Siria el 29 de diciembre de 1979.

Yemen del Sur salió en 1990, cuando se unió con Yemen del Norte, hasta ese momento otro país, y formaron la República Árabe del Yemen. Siria, en cambio, todavía figura en ella.

El 1 de marzo de 1982 fue incluida Cuba, sospechosa de mantener contactos con movimientos terroristas, como las guerrillas de las FARC colombianas o la organización vasca ETA.

La República Islámica de Irán entró en la lista el 19 de enero de 1984 acusada de apoyar a grupos palestinos en Gaza y a Hezbolá en Líbano y sigue en ella.

Sudán entró el 12 de agosto de 1993 y, según Estados Unidos, albergó en su territorio bases de Al Qaeda y sirvió como centro logístico y lugar de paso para milicianos con destino a Mali, Siria y Afganistán.

Hasta hoy, el último país en salir fue Corea del Norte, que dejó de estar en la misma el 11 de octubre de 2008, tras permanecer dos décadas en ella.

Normas