Recta final de las negociaciones en la crisis helena

Grecia habla de preacuerdo, pero Bruselas lo desmiente

Se reformarían pensiones e impuestos a cambio de medidas de crecimiento

Bruselas dice que aún no están en ese punto

Yanis Varufakis, ministro de Finanzas griego, junto al primer ministro, Alexis Tsipras
Yanis Varufakis, ministro de Finanzas griego, junto al primer ministro, Alexis Tsipras

Grecia y sus acreedores pueden estar cerca del final de las negociaciones. Según avanza la agencia Reuters, el Grupo de Bruselas está redactando ya un borrador que incluye un principio de acuerdo con el Gobierno del país heleno. La agencia cita a fuentes del Ejecutivo griego. Con todo, fuentes de la Comisión Europea dicen que aún existen diferencias en algunos puntos para alcanzar un acuerdo final. Se está más cerca de un pacto y se está trabajando lo más rápido posible, dicen desde Bruselas, pero aún no se puede hablar de un acuerdo definitivo.

En medio de la confusión sobre el acuerdo, que Grecia da por hecho pero la Comisión Europea ha desmentido, Alexis Tsipras, primer ministro heleno, afirma que "el optimismo tendrá pronto resultados en las negociaciones". En declaraciones a los periodistas, Tsipras ha destacado hoy que el acuerdo está cercano y que el país pagará las pensiones y los salarios de los funcionarios mañana.

El primer ministro heleno ha remitido un comunicado en el que ha reiterado su optimismo. “Solo quiero decir que hemos dado muchos pasos y estamos en la recta final, estamos cerca de un acuerdo. Este acuerdo será positivo para la economía griega, este acuerdo redistribuirá las cargas y creo que muy pronto vamos a ser capaces de dar más información”, explica.

En el documento del preacuerdo del que habla Atenas y que Bruselas ha desmentido, se revisarían las exigencias de superávit primario a Grecia a cambio de una reforma en el sistema de impuestos. También se incluye una solución de medio plazo sobre la deuda del país heleno y un paquete de medidas que impulsen el crecimiento. En el acuerdo no aparecen medidas adiciones para desbloquear los 1.800 millones del segundo rescate a Grecia, según las fuentes del Ejecutivo heleno citadas por Reuters. Eso sí, no habría ni recorte de salarios ni de pensiones.

El Gobierno de Grecia cedería parcialmente en el sistema de pensiones. Aunque no rebajará las pensiones, sí está dispuesto a remodelar este sistema, limitar las prejubilaciones y unificar los fondos de las pensiones. Con todo, este acuerdo está en el aire porque aún sería necesario el visto bueno del FMI.

Una portavoz del FMI ha declinado hacer comentarios sobre este hipotético principio de acuerdo que podría poner fin a las incertidumbres sobre el futuro del país griego. Mientras, el economista jefe de esta institución, Olivier Jean Blanchard, ha declarado al medio Handelsblat que la zona puede resisir a una salida de Grecia del euro. También considera que el Grexit es menos posible ahora que hace unos meses.

Por su parte, el vicepresidente europeo para el euro y el diálogo social, Vladis Dombrovskis ha dicho que la Comisión Europa no está todavía en ese punto en sus negociaciones con Grecia, rebajando así el optimismo sobre un posible acuerdo. Fuentes de la Comisión Europea consultadas por la agencia Efe enfrían aun más la expectativa de un pacto. “Las instituciones y Grecia están hablando todavía. Hay demasiado poco progreso. No hay ninguna redacción de un acuerdo técnico en estos momentos. Se necesitan más trabajo y más tiempo”, afirman estas fuentes. Así, Bruselas desmiente la información según la cual ya estaría redactando un borrador.

Según han informado desde el Ejecutivo heleno, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se mantendrá en contacto con el resto de líderes europeos para acelerar el acuerdo. Grecia debe pagar 300 millones de euros al FMI el viernes de la próxima semana y su precaria situación financiera llevó a varias fuentes del Ejecutivo heleno a anunciar que no podría hacer frente a ese vencimiento sin un acuerdo.

Antes de conocerse la noticia de un principio de acuerdo, según el Gobierno griego, se publicó que las salidas de depósitos de los bancos griegos se había acelerado en las últimas semanas. En concreto, en los últimos días han salido depósitos por valor de entre 200 y 300 millones de euros. En mayo salieron 5.000 millones de euros de los bancos griegos, frente a los 1.900 millones del mes anterior.

Además, el BCE ha decidido no aumentar el techo de la barra de liquidez de emergencia (ELA) a la banca griega, que mantiene en los 82.000 millones. Es un movimiento que parte del mercado intepreta como una medida de presión para alcanzar un acuerdo.

Normas