Breakingviews

HP crea contactos

Hewlett Packard ha encontrado una forma de extraer armonía de una situación incómoda en China. La venta de una participación del 51% de su negocio H3C a una empresa de propiedad estatal se parece a un retiro parcial de un mercado poco acogedor. Pero el gigante de la tecnología de EE UU tiene ahora un poderoso aliado vinculado al Gobierno.

La venta de 2.300 millones de dólares llega en un momento espinoso en las relaciones chino-estadounidenses. Pekín ha fortalecido su legislación en ciberseguridad y frenado su dependencia de las empresas tecnológicas extranjeras. El número aprobado de marcas extranjeras tecnológicas para ciertas compras del Estado se ha reducido en un tercio desde 2012, según Reuters. El Gobierno de EE UU acusó el 19 de mayo a los ciudadanos chinos de robar secretos de dos compañías tecnológicas estadounidenses.

Es poco probable que las cosas mejoren para las empresas extranjeras de tecnología, por lo que la incorporación de ayuda local parece sabia. En lugar de salir por completo, HP se quedará como socio de Tsinghua Holdings, el brazo de gestión de activos de propiedad estatal de la prestigiosa Universidad de Tsinghua. La propiedad de HP de la recién empresa conjunta H3C, ahora segunda mayor proveedora de hardware empresarial en China, puede ser reducida, pero la compañía todavía tiene el derecho de nombrar a los miembros del Consejo y al presidente. Ser distribuidor de H3C fuera de China da opciones HP si los nuevos productos exitosos resultan.

Esta empresa conjunta puede ser un modelo para las empresas occidentales de tecnología que operan en China. El fabricante de chips Intel invirtió 1.500 millones de dólares en otra filial de Tsinghua por una participación del 20% el pasado septiembre. Compartir la tecnología y ceder el control puede ser complicado. Pero en comparación con ser exprimido lentamente, parece una segunda opción razonable.

Normas