Barcelona en Comú obtiene 11 concejales y CiU, 10

Colau arrebata a Trías el Ayuntamiento de Barcelona

 

Fragmentación en Barcelona con siete partidos en el consistorio. Con un 99% del voto escrutado, es muy incierta la situación en el ayuntamiento de la capital de Cataluña. Barcelona en Comú, liderado por la activista anti desahucios Ada Colau,  obtiene 11 concejales, con el 25,2% de los apoyos. En este caso, su victoria es de un edil sobre CiU, pues la formación encabezada por Xavier Trías se queda con 10 asientos en el Ayuntamiento y en torno a un 22,7% de los votos.

Ciudadanos irrumpe con cinco concejales y es la tercera fuerza de Barcelona, con un 11%. Comparte este puesto con ERC, que también obtiene cinco actas, aunque la formación republicana logra menos votos (un 11% y un 10%, respectivamente), frente al partido naranja. El PSC cae a 4 y el PP se desploma a tres, los mismos que las CUP. La formación de centro derecha contaba hasta ahora con 9 concejales.

La mayoría absoluta del Ayuntamiento de Barcelona está en los 21 concejales. La suma de Barcelona en Comú, PSC y  CUP no alcanzaría esas 21 actas con los resultados actuales. Se quedaría con 20. Ada Colau necesitaría el apoyo de un cuarto partido para gobernar. Más complicado aún tendría formar Gobierno municipal Xavier Trías, sin opciones claras. Una hipotética suma con ERC que revalidara el pacto que actualmente sostiene el Gobierno de la Generalitat se quedaría en 13 concejales, muy lejos de los 21 que da la mayoría. El candidato de CiU ha gobernado en solitario durante los últimos cuatro años. Según los sondeos, la formación nacionalista perdería entre dos y cuatro concejales en relación a los resultados de los comicios de 2011. Todas las fuerzas tradicionales sufren desgaste en las urnas.

En el resto de grandes capitales catalanas, el auge de los nuevos partidos es menor que en Barcelona. Así, el PSC es el partido más votado de Tarragona con un 77% del voto escrutado. Los socialistas obtienen 10 concejales, el doble que Ciudadanos. Tres asientos en el pleno del consistorio logra el PP , los mismos que ERC y CiU. Las CUP se quedan con dos e ICV conservaría uno. 

Ada Colau, candidata a la Alcaldía de Barcelona por Barcelona en Comú, ejerce su derecho al voto.
Ada Colau, candidata a la Alcaldía de Barcelona por Barcelona en Comú, ejerce su derecho al voto.

En Girona es CiU el partido que consigue la mayoría con el 67% del voto escrutado. La formación nacionalista se queda con 10 concejales, por los cuatro de ERC, CUP y PSC, los dos de Ciudadanos y uno del PP. En Badalona, Xavier García Albiol, alcalde en funciones y candidato del PP, podría revalidar su mayoría con el 83,5% de los votos escrutados, aunque no logra la mayoría absoluta. Se quedaría con diez concejales y un apoyo del 34,1%. Badalona en Comú es la segunda fuerza con cinco escaños y un 17,6% de los votos. El PSC logra cuatro asientos en el consistorio. ERC, tres; CiU e ICV, dos y Ciudadanos, uno.

Escenario muy fragmentado y poco claro en el Ayuntamiento de Barcelona, donde las encuestas a pie de urna publicadas por la Forta y por Antena 3 arrojan resultados distintosEl primero le da la victoria a Barcelona en Comú y el segundo a CiU, que lo tendría difícil para conservar el bastón de mando. Ada Colau, líder de Barcelona en Comú, habría ganado las elecciones municipales en Barcelona según el sondeo de TV3. La antigua líder de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca conseguiría entre 10 y 12 concejales según las encuestas de TV3 y la Forta. La segunda plaza sería para CiU con entre 9 y 11 escaños, por lo que el actual alcalde, Xavier Trías, lo tendría difícil para repetir en el cargo.

En tercera posición se situaría el PSC liderado por Jaume Colbini con entre 4 y 5 concejales, empatado con Ciudadanos, que entraría por primera vez en el consistorio- y PP, con entre 4 y 5 escaños. ERC quedaría con 3-4, igual que las CUP.

Xavier Trías, candidato de CiU a la alcaldía de Barcelona, vota
Xavier Trías, candidato de CiU a la alcaldía de Barcelona, vota

 Según el sondeo de GAD 3 para Antena 3, sin embargo, CiU habría ganado por la mínima. Xavier Trias lograría entre 11 y 12 concejales, mientras que  Barcelona en Comú de Ada Colau quedaría con entre 10 y11. Según este sondeo, Jaume Collboni (PSC) obtendría entre 5 y 6 concejales, el PP de Alberto Fernández, entre 4 y 5 concejales. Alfred Bosch, alcaldable de ERC, obtendría entre 3 y 4 concejales, y el resto de partidos se quedaría con entre 4 y 5.

También se ve muy castigado el PSC, que pasa de contar con 11 actas de concejales en la alcaldía de la ciudad condal a conformarse con entre 4 y 6, en su peor y mejor escenario posible, según los sondeos. El PP, que era la tercera fuerza, la compartiría ahora con otros dos partidos, los socialistas catalanes y Ciudadanos. El PP perdería entre cuatro y cinco de sus nueve concejales.

De momento, la cautelase impone entre los partidos políticos catalanes a la hora de valorar las encuestas. El número dos de Barcelona en Comú, Gerardo Pisarello, ha dicho, según recoge la agencia EFE, que su formación acoge con “mucha prudencia” los sondeos que les otorgan la victoria, y ha celebrado el aumento de la participación en Cataluña, lo que cree refleja que su llamamiento contra el “desánimo y la resignación” ha cuajado.

Mismo tono adoptan en CiU, que tendría una muy reñida pugna con Barcelona en Comú. Así, el secretario general de CiU, Ramon Espadaler, ha reconocido que hay un “pulso” entre el candidato de la federación, Xavier Trias, y la de Barcelona en Comú, Ada Colau, por lo que cree que habrá que esperar el recuento “hasta la última de las papeletas”.

Jaume Collboni, candidato del PSC a la Alcaldía de Barcelona, vota en su colegio electoral
Jaume Collboni, candidato del PSC a la Alcaldía de Barcelona, vota en su colegio electoral

En esta línea, la secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp, ha subrayado que las “discrepancias” entre las diferentes encuestas que se han hecho públicas,invitar a adoptar una actitud prudente antes de valorar los datos.

Aumento de ocho puntos en la participación

Las elecciones más abiertas de los últimos años en Barcelona son también las que más participación han registrado. Hasta las 18 horas, un 46,43% del censo de la ciudad condal había ejercicio su derecho al voto. Son ocho puntos más que en los comicios locales de 2011. La participación aumenta en todos los distritos de Barcelona, donde Ada Colau y Xavier Trías se disputan la alcaldía.

La extrema incertidumbre sobre el posible resultado de estas elecciones ha dominado la campaña en la Ciudad Condal. Las encuestas encargadas por El Periódico, La Vanguardia, El Mundo y la Cadena Ser asignaban la victoria al representante de CiU, Xavier Trias, alcalde de Barcelona desde 2011, aunque por un margen estrecho. Por el contrario, el CIS y El País auguraban que Ada Colau y su candidatura, Barcelona en Comú, tendrían más probabilidades de hacerse con la alcaldía.

Toda la campaña de CiU ha sido concebida como si de estos comicios dependiera el derecho a decidir. En la vigilia del día de reflexión, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, afirmó no poder imaginar “un futuro de Cataluña basado en el derecho a decidir con su capital dándole la espalda”. Lo que Trias inmediatamente confirmó: “El Ayuntamiento siempre estará al lado del presidente de la Generalitat y del Parlament en su camino hacia la plenitud nacional”, dijo el alcalde.

Las demás fuerzas políticas requirieron a Colau posicionarse sobre la independencia de Cataluña, pero esta última lo ha evitó y se limitó a expresar su apoyo al derecho a decidir y propuso una consulta sobre si el ayuntamiento tiene que ingresar en la Asociación de Municipios por la Independencia o no. “Quiero una soberanía real, y por ejemplo, no entiendo que Trias no se ponga al lado de la comunidad educativa con los ataques que comporta la Ley Wert, y que pacte habitualmente con el PP en el ayuntamiento, por lo que en la práctica, no está a favor de la libertad”, declaró Colau el viernes.

Por su parte, el candidato del PSC, Jaume Collboni, al que las encuestas asignaban cinco escaños, advirtió de que “con el pretexto de la independencia se han justificado recortes presupuestarios” y recordó que hay una hoja de ruta hacia la independencia pactada por ERC y CiU.

Alberto Fernández Díaz, candidato del PPC –fuerza que según las últimas encuestas publicadas hubiera elegido solo cinco concejales– afirmó negarse a que “con el pretexto de la independencia el ayuntamiento se convierta en el banco de pruebas de Artur Mas y de caja de resistencia de la Generalitat”.

El alcaldable de ERC, Alfred Bosch, que hubiera tenido que duplicar los escaños, según los sondeos, lamentó la indefinición de Colau sobre la cuestión independentista.

Durante la campaña, la Junta Electoral Central tuvo que intervenir para que se retiraran las banderas catalanas de algunos ayuntamientos y colegios electorales, en aras de la “neutralidad” durante los comicios municipales.

Normas
Entra en El País para participar