PP y Ciudadanos pueden gobernar en la comunidad

Aguirre gana en Madrid pero no podrá gobernar

La candidata al Ayuntamiento de Madrid del PP, Esperanza Aguirre, la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, el candidato de IU, Daniel Morcillo, y el candidato del PSOE, Antonio Miguel Carmona, al inicio del debate organizado por Telemadrid para las próximas elecciones del 24 de mayo.
La candidata al Ayuntamiento de Madrid del PP, Esperanza Aguirre, la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, el candidato de IU, Daniel Morcillo, y el candidato del PSOE, Antonio Miguel Carmona, al inicio del debate organizado por Telemadrid para las próximas elecciones del 24 de mayo. EFE

La dura pugna que anticipaban las encuestas se traduce en el conteo real de las urnas en la ciudad de Madrid. Con el 99,7% escrutado, Esperanza Aguirre logra el 34,5%, frente al 31,86% de Manuela Carmena. Después aparecen el PSOE, con un 15,30%, y Ciudadanos, con un 12,08%. 

Estos porcentajes de voto se traducirían en una ventaja de un concejal para la lista del PP (21 concejales) y de Ahora Madrid, con 20 concejales cada una.

El PSOE, con 9 concejales, tiene la clave de la mayoría absoluta en el ayuntamiento (fijada 29 concejales) y, salvo sorpresa mayúscula, se la dará a Ahora Madrid, lista liderada por la exjueza Manuela Carmena. Ciudadanos tendría 7 concejales y su posición no sería de llave de gobierno en ningún caso. 

Cristina Cifuentes, a candidata a la Comunidad de Madrid por el Partido Popular, tras votar en las elecciones ampliar foto
Cristina Cifuentes, a candidata a la Comunidad de Madrid por el Partido Popular, tras votar en las elecciones

Aguirre reconoce que no podrá gobernar

El candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha votado en el colegio público Joaquín Taurina de Madrid. ampliar foto
El candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha votado en el colegio público Joaquín Taurina de Madrid.

Esperanza Aguirre, tras recordar que el PP ha sido el partido más votado en la ciudad de Madrid, ha reconocido en una declaración ante periodistas que conservar la alcaldía es prácticamente imposible. Y es que Aguirre solo podría gobernar si el PSOE no apoya a la lista de Ahora Madrid.

Esperanza Aguirre no puede gobernar con el apoyo Ciudadanos, pues se quedaría con 28 concejales, a uno de la mayoría absoluta. Ha perdido 15,24 puntos porcentuales de apoyo respecto a hace cuatro años y la cómoda mayoría absoluta que le otorgaban sus. El PSOE, por su parte, ha perdido 8,6 puntos porcentuales y seis concejales. 

Izquierda Unida no entra en el ayuntamiento al no alcanzar el 5% mínimo se queda con un 1,71%, cuando hace cuatro años logró el 10,75% de los votos y seis concejales. Tampoco lo consigue UPyD, con un 1,8%, frente al 7,85% de 2011 y cinco concejales. 

En el ayuntamiento de Madrid no gobierna una lista diferente a la del PP desde 1991, hasta ese año fue alcalde Agustín Rodíguez Sahagún, que obtuvo el poder tras la moción de censura contra Juan Barranco Gallardo. Este, del PSOE, sustituyó a Enrique Tierno Galván, del partido que hoy lidera Pedro Sánchez, que murió en 1983 después de haber sido elegido en 1979.

Batalla en la comunidad

En la comunidad autónoma, con el 95% escrutado el PP lograría un 32,8% de los votos, seguido del PSOE con un 25,8%; después aparece Podemos con un 18,7%; y Ciudadanos, un 11,9%. No entrarían ni Izquierda Unida ni UPyD en el Gobierno. 

Con estos porcentajes de voto, PP lograría 48 diputados; el PSOE, 37; Podemos, 27; y Ciudadanos, 17. La lista encabezada por Cristina Cifuentes lograría mayoría (65 escaños) absoluta con C's, pues obtendría 65 escaños de la asamblea. PSOE y Podemos se quedarían con 64 diputados autonómicos.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha pedido colaboración a “todos” los partidos que han obtenido representación en las elecciones autonómicas para conseguir un Gobierno “estable” y llevar a cabo su nuevo proyecto para la región.

Izquierda Unida se quedaría sin representación al borde de obtener el 5% mínimo para entrar en el parlamento autonómico. Ha obtenido un 4,18% frente al 9,6% de hace cuatro años que les supusieron 13 diputados. También se queda sin representación UPyD, con un 2,03%, frente al 6,32% y 8 diputados.

En este caso, el partido que lidera Albert Rivera es la auténtica bisagra. La posibilidad de un gobierno del PSOE junto a Podemos sería posible siempre y cuando Ciudadanos se abstuviera. A Cristina Cifuentes no le serviría solo con la abstención de Ciudadanos si PSOE y Podemos votan contra ella. 

La última legislatura en que gobernó una fuerza distinta al PP en la Comunidad de Madrid fue la de 1987 a 1991, con Joaquín Legina como líder del PSOE. El resto de los gobiernos han estado en manos del PP, ya sea capitaneado por Alberto Ruiz Gallardón o por Esperanza Aguirre. 

Puñetazo en la mesa

El rifirrafe inicial protagonizado en el PSOE cuando Pedro Sánchez, el secretario general, dio un puñetazo en la mesa y forzó la sustitución de Tomás Gómez por Ángel Gabilondo en la candidatura de los socialistas a la Comunidad, tuvo su replica en las filas populares con la elección del ticket Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Si finalmente Gabilondo puede gobernar el actual secretario general del PSOE saldría claramente reforzado. 

El papel de Aguirre

Desde el momento de su designación. Para bien o para mal, ningún día ha pasado sin que Aguirre haya destacado en las hostilidades de la campaña. Su momento cumbre fue, sin duda, la filtración de su declaración de la renta del año pasado a un medio digital. Hecho aún no aclarado y que al menos hasta hoy, día de las elecciones amenaza con cobrarse alguna cabeza en la Agencia Tributaria.

Pero Esperanza Aguirre se ha encontrado durante el peregrinaje de candidatos por televisiones y radios a alguien con la altura política suficiente para hacerla frente, sombra y sin duda, aflorar sus nervios. Es la exjueza Manuela Carmena, la candidata de Ahora Madrid, una candidatura ciudadana de unidad popular constituida en partido instrumental sin vida orgánica, con el objetivo de presentarse a las elecciones municipales.

 

Normas
Entra en El País para participar