América Móvil emite bonos convertibles por 3.000 millones

Slim inicia la salida de KPN, su gran tropiezo en Europa

En 2013 retiró su opa por el rechazo local

Carlos Slim, principal accionista de América Móvil.
Carlos Slim, principal accionista de América Móvil. Reuters

Nueva sacudida en KPN. Su accionista principal, la mexicana América Móvil, controlada por Carlos Slim, ha iniciado su camino de salida, tras fracasar en el intento de controlar la histórica operadora holandesa.

América Móvil, principal competidor de Telefónica en Latinoamérica, comunicó que ha colocado bonos convertibles en acciones de KPN por un importe de 3.000 millones de euros. En un hecho relevante remitido a la Bolsa de México, el grupo azteca indicó que los bonos tendrán un vencimiento de cinco años y no pagarán intereses. “Los bonos serán intercambiables por acciones ordinarias de KPN a un precio de intercambio un 45% por encima del precio promedio ponderado por volumen de los títulos de la compañía holandesa en el Euronext Ámsterdam el 20 de mayo de 2015”, explica América Móvil.

La empresa podrá canjear los bonos por acciones de KPN, dinero en efectivo o una combinación de ambas.

En la actualidad, América Móvil mantiene un 21,1% del capital de KPN, cuyo valor cercano a 3.080 millones de euros. La compañía de Carlos Slim, no obstante, ha ido reduciendo progresivamente su participación en la teleco holandesa desde que en 2013 decidiese retirar su opa de 7.200 millones por KPN. América Móvil se encontró con el bloqueo de la Fundación KPN, que decidió ejercer la opción de emitir acciones preferentes que le otorgaban la mayoría del capital.

Su llegada a KPN comenzó en mayo de 2012 cuando adquirió un paquete de acciones cercano al 30% del capital a un precio de ocho euros por título. Las resistencias holandesas contribuyeron a hundir el precio de los títulos. De hecho, en octubre de 2014, llegaron a cotizar ligeramente por encima de los 2,1 euros.

La salida de Holanda reduciría la presencia de América Móvil únicamente a Telekom Austria donde, tras un acuerdo con el Gobierno, se hizo con una participación de control. Telekom Austria tiene filiales en países como Bielorrusia, Croacia y Bulgaria.

Normas