Nuevo máximo histórico en el primer trimestre

La mejoría en la UE y un euro barato disparan las exportaciones

La locomotora alemana fue la responsable del 20% del avance de las ventas al exterior

Un pedido de aeronaves dispara un 85% las exportaciones a Arabia Saudí

El sector exterior en cifras Ampliar foto

España cerró el pasado ejercicio con un máximo histórico de exportaciones (2342.615 millones de euros). Un dato que se vio deslucido en parte por el fuerte impulso de las importaciones, en paralelo a la recuperación de la demanda interna, que llevaron el déficit comercial a crecer un 50%. En 2014, las importaciones crecieron el doble que las exportaciones.

Los datos del primer trimestre de este año muestran un cambio de tendencia. Las exportaciones siguen en máximos históricos, con un crecimiento del 4,4%, gracias al excelente comportamiento del mes de marzo. En ese mes se vendieron al exterior bienes por 23.218 millones de euros, la cifra más alta para cualquier mes de la serie histórica. El cambio se produce en las importaciones, cuyo avance se desacelera y crecen tan solo un 2,5% hasta marzo.

El abaratamiento del crudo ha propiciado un recorte del 15% de las compras al exterior

En los tres primeros meses de 2015, las exportaciones crecen el doble que las importaciones. La caída del precio del petróleo (el barril de Brent, de referencia en Europa, cotizó en ese período en una media de 54 dólares) ha propiciado que las compras de energía hayan caído un 35% en el primer trimestre. Un dato muy relevante si sie tiene en cuenta que las importaciones de productos energéticos suponen el 14,2% del total. De este modo, la subida de las compras se ha ralentizado respecto a los niveles registrados en 2014. La primera consecuencia de ese cambio ha sido una reducción del déficit comercial, que ha bajado un 14,9% entre enero y marzo y se ha situado en 5.524 millones frente a los 6.494 millones del mismo período de 2013.

El abaratamiento del euro

EUR x USD 1,1143 -0,045%
EUR x GBP 0,8602 0,012%

El análisis de las exportaciones por países muestra como la recuperación de los países de la zona euro ha sido fundamental para alcanzar ese nuevo máximo histórico de exportaciones. Las ventas al exterior a Francia, Alemania e Italia, los tres mayores socios comerciales de España, han tocado también máximos históricos. Entre las tres suman 21.169 millones de euros, lo que supone un 35% del total de exportaciones, un nivel inédito. Ese crecimiento se ha basado, fundamentalmente, en la mejoría del PIB en Francia (creció seis décimas en el primer trimestre, el nivel más alto en dos años) y en Italia (subió tres décimas, el aumento más elevado desde principios de 2011). Alemania, pese a haber frenado su ritmo de crecimiento (pasa de un 0,7% en el último trimestre de 2014 a un 0,3% en el primero de 2015), sigue siendo el país que más contribuye al avance de las exportaciones, con 0,9 puntos sobre un total de 4,4 puntos. Dicho de otra manera, que la locomotora europea es la responsable del 20% del crecimiento de las exportaciones.

Otra interpretación que se puede sacar del récord exportador es la irrupción de otros países entre los diez que más han contribuido al crecimiento de las exportaciones, gracias en gran medida a la depreciación del euro. Desde mediados de mayo, cuando el cambio entre el euro y el dólar se situó en 1,349 dólares, el proceso de devaluación ha sido intenso y ha llevado la cotización a 1,114 dólares, lo que supone un ajuste del 19,2% en diez meses. En tercer lugar aparece Arabia Saudí, con una aportación de 0,9 décimas de los 4,4 puntos que subieron las exportaciones. Un pedido ligado al sector aeronaútico ha propiciado que las exportaciones a ese país hayan crecido un 85% en ese período y hayan escalado al 1,4% del total. En esa clasificación también aparece Malasia (con tres décimas de aportación, ligada también al sector aeronáutico), Polonia (con tres décimas de contribución por compras al sector de la confección) y Rumania (con dos décimas por las ventas del sector del automóvil). Reino Unido y EEUU aportan seis y tres décimas, respectivamente.

En el análisis por sectores, automóviles, bienes de equipo y alimentación siguen incrementando su presencia en el conjunto de las ventas al exterior. Bienes de equipo sigue siendo el más relevante, con 12.237 millones (un 20,1% del total), seguido por el automóvil (10.538 millones, un 17,3%) y alimentación, bebidas y tabaco (10.153 millones, un 16,7% del total). Si el análisis se efectúa en función de la contribución al avance de las exportaciones en el primer trimestre, la clasificación es diferente. El sector de la automoción escala a la primera posición, con 2,8 puntos sobre los 4,4 puntos de crecimiento (un 63% del total) y en segundo lugar aparece las aeronaves, con 1 punto de aportación, por los pedidos a Arabia Saudí, Libia, Francia y Malasia.

Las empresas miran al interior

La estadística que elabora la Secretaría de Estado de Comercio incluye por primera vez la evolución de las empresas exportadoras. Y los datos muestran como el fuerte crecimiento experimentado en los seis años de crisis se ha visto frenado en 2014 y en el primer trimestre de 2015. La base de compañías que venden bienes al exterior bajó un 2,2% el pasado ejercicio un 1,4% entre enero y marzo.

Preguntado por esta cuestión, el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, consideró que lo que se está produciendo es “una cierta depuración positiva”. En su opinión, las pequeñas empresas que recurrieron a la exportación ante la debilidad de la demanda interna durante la crisis, han vuelto al mercado nacional cuando se ha recuperado. “En cambio, las que han entendido que el mercado internacional y la exportación son fundamentales para su actividad, han seguido exportando en el primer trimestre”, apuntó. Y para ello echó mano de las estadísticas de las empresas que exportan de forma regular (más de cuatro años consecutivos) que, tras caer con fuerza en la primera fase de la crisis, han encadenado tres ejercicios seguidos de crecimiento. En 2014, la base de estas compañías creció un 11,4% el pasado año y un 3% en el primer trimestre.

Normas