Su objetivo es mantener los 60.000 millones al mes

El BCE adelanta parte de sus compras por el efecto estival

En mayo y junio comprará algo más de lo previsto

La liquidez del mercado de deuda baja en verano

Logotipo del euro frente a la sede del BCE
Logotipo del euro frente a la sede del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) tiene previsto adelantar de forma moderada a los meses de mayo y junio parte de sus compras de deuda pública y privada con el fin de compensar el impacto estacional de las vacaciones estivales en la liquidez de los mercados.

El representante francés en el directorio del BCE, Benoit Coeuré, ha indicado durante una conferencia pronunciada en Londres que el instituto emisor ha tomado en consideración a la hora de implementar su programa de expansión cuantitativa los patrones estacionales en la actividad en los mercados de renta fija con motivo de las vacaciones en julio y agosto.

“El Eurosistema está tomando esto en cuenta en la implementación de su programa expandido de compras de activos adelantando de forma moderada su actividad compradora a mayo y junio, lo que permitirá mantener nuestra media mensual de 60.000 millones de euros, mientras compraremos menos en el periodo vacacional”, explicó el banquero francés.

En este sentido, Coeuré subrayó que, si fuera necesario, este adelanto puede complementarse con cierta demora en septiembre, cuando se espera que la liquidez en los mercados vuelva a mejorar.

De este modo, el ejecutivo del BCE advirtió de que este ligero incremento en las compras del banco central que puede apreciarse en las semanas venideras “no está relacionado con el reciente episodio de volatilidad en los mercados”.

A este respecto, Coeuré apuntó que no le preocupa el reciente cambio de tendencia observado en el precio del bund y otros bonos soberanos, aunque reconoció que “la rapidez de este cambio” es lo que le preocupa más.

Normas
Entra en El País para participar