Vivendi poseerá el 7,5% del capital

Telefónica tendrá el 70,1% del capital de su nueva filial brasileña

Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica.

Telefónica da los últimos pasos para cerrar la compra de GVT, filial brasileña de Vivendi, con la que aspira a fortalecer su posición en el segmento de la banda ancha fija. Así, en la presentación con inversores remitida a la CNMV, la teleco ha precisado que tendrá un 70,1% del capital de la nueva Telefónica Brasil, una vez cerrada la integración de GVT. En la actualidad, tiene un 74% de su división brasileña.

A su vez, Vivendi tendrá un 7,5% del capital de la nueva Telefónica Brasil.

En la citada presentación, Telefónica ha recordado las dos ampliaciones de capital realizadas tanto por la matriz como por la filial brasileña. En la primera captó 3.000 millones de euros en una operación que tuvo una demanda de 3,7 veces la oferta. El descuento fue del 18,9%, “ligeramente inferior que otras operaciones similares realizadas en Europa en los últimos dos años”.

La colocación de Telefónica Brasil ascendió a 4.700 millones de euros, la mayor transacción de estas características realizada en Latinoamérica en los últimos dos años.

Telefónica ha destacado también el fuerte desapalancamiento que seguirá a la venta de la filial británica O2. Así, la deuda a final de marzo se situaría en 45.627 millones de euros, con un ratio de endeudamiento de 2,73 veces. No obstante, de incluir la citada venta de O2, la deuda pasaría a ser de 31.730 millones, con un ratio de 2,13 veces.

Telefónica ha defendido también el reforzamiento de la diversificación de las fuentes de financiación. La empresa ha recordado la renovación de créditos sindicatos por 5.500 millones de euros, así como las colocaciones en la matriz y la filial brasileña, la colocación de deuda híbrida en Colombia por 500 millones, y las emisiones de papel en otros países latinoamericanos.

La compañía cuenta en este momento con una liquidez de 16.900 millones de euros, de los que 5.700 millones son posiciones de tesorería y 11.200 millones corresponden a líneas de crédito sin utilizar.

Telefónica ha indicado que en 2015 y 2016 tendrá que afrontar el vencimiento de emisiones de deuda por 5.400 millones de euros, y de 9.000 millones en 2017. La vida media de la deuda de la empresa es de seis años.

La compañía ha señalado que el coste efectivo de los intereses de la deuda se situó en el 5,27% a final de marzo, 18 puntos básicos menos que en el mismo mes del ejercicio anterior.

Normas