Recorta la deuda un 16%, hasta 3.827 millones

ACS mejora resultados por su fortaleza en construcción

Liquida el 'equity swap' de Iberdrola, por unos 1.000 millones

Florentino Pérez al frente del consejo de ACS en la junta de accionistas de este 2015.  Pablo Monge
Florentino Pérez al frente del consejo de ACS en la junta de accionistas de este 2015. / Pablo Monge

ACS ha conseguido crecimientos generalizados en todas sus magnitudes en el primer trimestre. El grupo ha facturado un 6% más, hasta los 8.570 millones; el ebitda mejora un 9,45% y marca 643 millones; el ebit ha crecido un 15,3%, hasta los 438 millones, y el beneficio neto, de 207 millones, es un 2,5% superior al declarado hace un año.

Continuando con la política de recorte de deuda, la empresa que preside Florentino Pérez, la rebaja un 16,4% en los últimos 12 meses (63% menos desde marzo de 2012), pasando de los 4.580 millones de marzo de 2014 a los actuales 3.827 millones. En este último caso, el ratio de endeudamiento es de 1,5 veces el ebitda y el objetivo a medio plazo es que ambas magnitudes se igualen.

Durante este inicio de año ha jugado a favor la revalorización del dólar frente al euro. La compañía debe un 80% de sus ventas a mercados internacionales, con especial peso de Norteamérica (36% del total), Europa (27%) y Australia (20%). España pesa otro 20% por la histórica actividad de empresas del grupo en este país, como Dragados, Cobra o Urbaser.

La cartera de contratos también presenta una evolución creciente, del 10,5%, hasta los 66.460 millones. ACS tiene firmados en Asia y Australia el 34% del volumen de su cartera, por un 29% en Norteamérica o el 17% en España.

En el desglose por divisiones, aumenta el beneficio de Construcción (12% más) y Medio Ambiente (un 5% superior al de hace un año), con 56 y 22 millones de euros, respectivamente, y cae el de Servicios Industriales (un 6% menos), a 118 millones, una vez que han salido del perímetro de integración global los activos de renovables con la OPV de Saeta Yield. ACS se desprendió del 75% del capital de la filial de energía verde, ingresando 426 millones de euros.

Ya entre marzo y abril se ha producido la cancelación del equity swap que ACS tenía sobre 164 millones de acciones de Iberdrola, por un valor cercano a los 1.000 millones de euros.

El motor de los ingresos está en el exterior

La integración de Hochtief y Cimic (anteriormente Leighton), y el enfoque de las mismas hacia la construcción, prometía una ACS mucho más enfocada a las grandes infraestructuras que en el pasado. Y así se deja ver trimestre a trimestre. Las ventas del área de construcción suben un 3%, hasta rozar los 6.000 millones de euros de una cifra de negocio total de 8.570 millones.

El motor de ingresos del grupo recoge del exterior un 94,6%, por unos 330 millones facturados entre enero y finales de marzo en España. Australia y Norteamérica se consagran como las principales regiones de desarrollo para filiales como Dragados, Leighton, Turner, Schiavone, etcétera.

El margen bruto de explotación de ACS Construcción es del 5,7% en el primer trimestre merced a un ebitda de 341 millones. Entre sus retos se encuentra incrementar la rentabilidad tanto de la alemasna Hochtief como de la australiana Cimic.

Normas